El K-drama que me enamoró

Hace unas semanas publiqué una entrada con Mis doramas coreanos favoritos. En ese entonces aún no había visto el K-drama del que te hablaré en esta ocasión porque seguramente lo habría incluido sin lugar a dudas en ese listado.

Si aún no lo leíste te recomiendo Mis doramas coreanos favoritos.

Antes que nada, por si aún no leíste mi entrada anterior sobre este tema te contaré por qué me gustan tanto los doramas coreanos y por qué son tan diferentes a las series occidentales o las telenovelas. Las temáticas son muy variadas destacando:
– el trasfondo de las historias con giros inesperados o finales demasiado reales, siempre parecen dejar una moraleja,
– los personajes bien elaborados con motivaciones fuertes que marcan sus personalidades,
– las excelentes bandas sonoras (OST) que las acompañan, realizadas especialmente para cada dorama,
– capacidad de generar la suficiente intriga como para querer ver el siguiente capítulo,
– utilizan de una manera excelente los paisajes o lugares, sobre todo de Corea del Sur, incluso hay doramas que han sido rodados fuera del país, lo que hace despertar unas inmensas ganas de ir a conocer,
– una apetitosa comida coreana que apetece probar (además sugieren una buena cantidad de restaurantes y cafeterías),
– una presentación de la cultura y tradición coreana en contraposición con la modernidad tecnológica del país,


– un romance que se cocina lentamente, que además no es necesario que sea la trama principal del dorama, donde los gestos o las miradas cobran mucho más protagonismo que los besos o las escenas de cama, que por otro lado suelen ser inexistentes,
– en ocasiones también hay un bromance, que es como se denomina a una relación entre amigos que va más allá de la amistad, casi como hermanos. (la palabra está formada por Brother-hermano en inglés- y romance).

Llegados a este punto, ya podrás hacerte una idea de por qué los doramas ocupan mi tiempo de televisión. Del que paso a hablarte ahora se grabó en 2015 y se estrenó en 2016. Como mi incorporación a los K-dramas es relativamente reciente, no sabía que Descendientes del sol o Descendants of the sun era uno de los más premiados y con mayor audiencia de los últimos tiempos. Incluso llegaron a hacer tres especiales, incluido un detrás de cámaras.

Es una romántica y bien elaborada historia de amor entre una médico (cirujana-Song Hye Kyo) y un soldado (capitán-Song Joong Ki). Ellos se conocen en un hospital por una serie de coincidencias. Intentan iniciar una relación pero dados los trabajos de ambos parece que la conciliación no es posible. Sin embargo, el destino los unirá a de nuevo en un país extranjero (ficticio) donde él está destinado con su equipo como capitán y ella como responsable de un grupo de voluntarios del hospital. Sucederán una serie de tramas que irán acercando sus posiciones. Hay mucha acción, escenas de peligro, lucha, tensión, terremotos, misiones, rescates, operaciones de emergencia, injusticias, mafias… El dorama cuenta con un excelente abanico de personajes secundarios con bonitas historias entre los que se incluyen dos soldados, el sargento mayor (Jin Goo) y la teniente primera cirujana (Kim Ji Won) separados por el padre de ella que es además comandante, y un residente de primer año (interpretado por Onew del grupo de K-pop SHINee). La fotografía, la puesta en escena, los detalles, la banda sonora, así como la interpretación de los actores contribuyen a atrapar al espectador. La amistad, el compañerismo, el deber en el trabajo, las creencias son temas que se tocan en este dorama. Otro de los grandes atractivos es que pueden verse los torsos de los soldados en sus entrenamientos, algo muy poco común en un K-drama.

Soon Joong Ki

Personalmente el protagonista me enamoró por completo. Honorable en sus acciones, firme en el desempeño de su trabajo, consecuente con sus valores… hace lo posible por estar junto a ella quien, sin embargo, muestra muchas dudas por lo que supone amar a alguien con una profesión cuya vida está en constante peligro. El romance va fluyendo conforme avanzan los capítulos de una manera natural que casi sin darte cuenta habrás llegado al final. El actor que le da vida al capitán Yoo Si Jin acababa de salir del servicio militar obligatorio coreano y su esmero en la interpretación me atrapó por completo con cada gesto y cada mirada. Es un dorama que presenta mucha acción desde el primer capítulo y que tiene un ritmo totalmente distinto a otros que he visto. Mantiene tanto la tensión como el interés en unos niveles muy altos. No existe el típico triángulo amoroso ni el antagónico odioso que interviene continuamente en la pareja. Cada escena contribuye como un rompecabezas para el desenlace final.

Los paisajes que presenta fueron rodados en Grecia aunque donde se desarrolla la mayor parte de la trama del país ficticio fue en un set de grabación construido para la ocasión en una mina de Corea del Sur. El dorama fue tan aclamado que a pesar de que había sido destruido una vez finalizada la tarea, lo volvieron a poner para abrir un parque temático visitable.

La pareja protagonista incrementó considerablemente su popularidad a nivel de toda Asia con giras para encuentros con fans o para representar turísticamente a Corea. Su relación se convirtió en realidad llegando a casarse (2017) aunque en la actualidad están separados (2019). La guionista del dorama, Kim Eun Sook, ha escrito también The king: eternal monarch, Mr. Sunshine, Goblin, The Heirs o The Secret Garden… Precisamente algunos ya te los comenté en Mis doramas coreanos favoritos. De Descendientes del sol se han hecho varias versiones posteriores, como una filipina.

La banda sonora fue todo un bombazo rompiendo récord de ventas. Salieron dos volúmenes y sus versiones en vinilo, incluso una edición especial para Japón que recopilaba ambos discos. Una de las canciones, «Everytime» está a cargo de Chen del grupo de K-pop EXO con Punch:

Una de mis favoritas es «Talk Love» de K. Will. Te dejo aquí una actuación en vivo en una gala:

Las dos canciones premiadas de la banda sonora fueron “Always” (Yoon Mi Rae) y “You Are My Everything” (Gummy).

Después de todo esto, ¿te animas a verla? ¿ya la viste?
– Capítulos: 16 + 3 especiales.
– Dónde puedes verla: Viki.

Si te gustó no olvides compartir, dar Me gusta o dejar abajo tu comentario.

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: