Corona de adviento

Tras muchos años viajando en período navideño hay algunas tradiciones que no pasan desapercibidas. Hay que puntualizar que cada vez la decoración navideña se adelanta más (desde el mes de noviembre) y en ocasiones se atrasa más (hasta final de enero).

Es muy común ver lo que se conocen como coronas de adviento. Algunas están colgadas en las puertas de entrada y otras como centros de mesa. En Chequia es tradición elaborarlas de manera natural y casera todos los años.

La Corona de adviento es una tradición cristiana que simboliza las cuatro semanas que componen el período de adviento. Su práctica es de origen luterano aunque su uso se ha extendido. El período de adviento da comienzo al año litúrgico cristiano. Supone un tiempo de preparación espiritual para la celebración del nacimiento de Cristo. Comprende, por tanto, los cuatro domingos anteriores a la Navidad.

Se ha de realizar un anillo o base circular, que simboliza el ciclo eterno, que no tiene principio ni fin, en la que con ayuda de un alambre uniremos hojas perennes de color verde (representa la esperanza) como puede ser de pino o ciprés, que simbolizan la persistencia de la vida. Para darle algo de color u originalidad podemos usar hojas de acebo con sus frutos rojos, bellotas, piñas de pino, lazos…

Coronas de adviento elaboradas por mis amigas

Por último se deben añadir cuatro velas. Cada una se irá encendiendo en cada uno de los cuatro domingos de adviento. Pueden ser de cualquier color aunque tradicionalmente son tres moradas (color de la profundidad espiritual, símbolo de espera) y una rosada (mezcla de morado y blanco) que se enciende la tercera semana. En algunos lugares se añade una quinta vela blanca en el centro (que simboliza pureza y júbilo) que se enciende en el día de Navidad.

En 2020 los domingos de adviento en los que se tiene que encender cada vela son: 29 de noviembre, 6 de diciembre, 13 de diciembre y 20 de diciembre. Recuerda que al ser domingo, cada año el día del mes variará. En Chequia es costumbre para las familias creyentes llevar su corona a la Iglesia el primer domingo de adviento para que sean bendecidas.

Este año con un grupo de amigas decidimos adoptar esta tradición de hacer las coronas de manera artesanal. Ellas tuvieron la oportunidad de ir al campo a coger los materiales. En mi caso, como no pude, decidí utilizar mi imaginación y hacer una a base de piezas de Lego.

Y tú, ¿ya tienes la tuya en casa?

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: