Singapur, la ciudad que atrapa

Amanecí en el hotel que había imaginado muchas veces cuando pensaba en Singapur. Como en un sueño vi amanecer relajada, tumbada sobre la cama con unas maravillosas vistas de la bahía. Nos esperaba un día intenso para ver Singapur. Marina Bay Sands es una maravilla arquitectónica (más detalles del alojamiento en Antes de viajar a Singapur).

Esta entrada pertenece a una serie sobre mi visita a Singapur, si aún no lo has leído te recomiendo que pases por Antes de viajar a Singapur.

Para aprovechar al máximo el hotel teníamos planeado utilizar una vez más la piscina (consulta para saber sobre nuestro primer baño). Había leído que en el bar de la propia piscina servían desayunos así que podíamos hacerlo mientras estábamos en el agua. Sin embargo, la imprevista lluvia nos llevó a cambiar la idea. Disfrutamos de un frío baño en medio de la neblina y la lluvia. El bar estaba cerrado por esta razón. Descubrimos el agua caliente del jacuzzi con vistas a Garden by the bay por lo que pasamos un buen rato a remojo. El restaurante de la terraza ofrecía un buffet libre que nos pareció la guinda del pastel para esta experiencia en el hotel con la piscina infinita más famosa del mundo. Regresamos después de cambiarnos para tomarnos un relajado y caro desayuno con el que empezar nuestra mañana en Singapur.

Esquema de consulta de esta entrada:
Little India
Emerald Hill
Kampong Glam
Downdtown Core
Garden by the bay

Después de mi copioso desayuno, ya que probé todo lo que vi, dejamos la habitación (bye bye lindas vistas) para dejar las maletas en recepción (en realidad en una zona habilitada para ello). Salimos a la humedad exterior buscando el metro (justo al lado – parada Bayfront). Compramos una tarjeta de transporte cada una (son muy lindas) para iniciar nuestra ruta por Singapur. Nos dirigimos en primer lugar al barrio indio (parada Little India MRT Station).

LITTLE INDIA

Tekka Centre. Tras salir de Little India MRT Station entramos en este lugar que es un mercado. Bullicioso, lleno de gente, mezcla de olores de los distintos puestos de comida te atrapan inmediatamente al acceder. Cruzamos de un punto a otro para salir encaminados a la calle Serangoon. Cerca del templo que visitamos a continuación encontré una tienda donde comprar un Sari, traje típico indio, en su versión más ponible.

Sri Veeramakaliamman Temple. Fue el primer templo indio al que entramos (hay que descalzarse). Dicen que se construyó por 1881 por los primeros indios que llegaron a la región para vivir y trabajar. El templo está dedicado a Kali, dios del poder, consorte de Shiva. Las personas caminaban acercándose a las figuras, orando y haciendo ofrendas.

Sri Srinivasa Perumal. Siguiendo la calle encontramos este templo. Dicen que se construyó en 1855. Destaca la torre que tiene cerca de veinte metros que está adornada con varias encarnaciones de Vishnu. Tiene un luminoso patio interior. Lo que más me impactó fue el nivel de detalle de todas las figuras.

Leong San See Temple. Su nombre significa Templo de la Puerta del Dragón de la Montaña. Es problamente uno de los más antiguos de Singapur. Su fachada también es muy original.

Desde Farrer Park tomamos el metro para bajar en Somerset. Aquí nos dimos cuenta de las dimensiones de los centros comerciales en Singapur pues a la que te descuidas entras en uno.

Volver a esquema

EMERALD HILL

Esta es una zona muy chic. Aquí puedes encontrar tiendas de grandes firmas.

Emerald Hill Road. En esta pequeña calle hay calles muy pintorescas perfectas para una buena foto.

A pesar de que esta zona tiene tiendas de alto poder adquisitivo también puedes encontrar tiendas de recuerdos con grandes descuentos. Caminamos hasta llegar al metro Orchard para bajar en Nicoll Highway. Esta parada estaba un tanto alejada de la siguiente visita lo que nos permitió explorar un poco el barrio Kampong Glam, conocido como el barrio árabe.

Volver a esquema

KAMPONG GLAM

Masjid Sultan. Aunque la primera mezquita que se construyó fue a principios del siglo XIX, a lo largo de la historia ha sufrido distintas reconstrucciones, la última en 1928. Escuché a una guía explicar que está inspirada en el Taj Mahal de la India, sacando una foto con su tablet para que hicieran la comparación y efectivamente tiene un cierto parecido. El acceso es gratuito, abierto a todas las religiones y debes descalzarte para entrar. En las inmediaciones hay muchos restaurantes y tiendas de regalos a precios muy económicos. La mejor perspectiva se obtiene de una calle peatonal.

Desde la parada de metro Bugis nos bajaríamos en City Hall. Tuvimos un momento de estrés porque los centros comerciales nos volvieron a atrapar.

Volver a esquema

DOWNTOWN CORE

Catedral San Andrés. Pertenece a la Iglesia Anglicana y es la catedral más grande del país. Tiene un interior muy sencillo. El exterior sin embargo es imponente. Tiene una entrada como si se tratara de un porche, se piensa que era útil en la época de los carruajes.

Desde aquí caminamos para llegar a ver el símbolo de Singapur pero nos atrapó un aguacero tremendo así que decidimos esperar en una marquesina. Había obras y eso nos hizo dar un rodeo tremendo.

Merlion. Situado en la bahía es el símbolo de la ciudad: mitad pez y mitad león. Tomarse una foto sin que haya nadie alrededor puede convertirse en una ardua tarea. Las vistas del hotel Marina Bay Sands son también espectaculares.

Desde aquí decidimos tomar un taxi para llegar al lugar donde pasaríamos más horas.

Volver a esquema

GARDEN BY THE BAY

Garden by the bay. 5.00-2.00. Jardines de la Bahía, que sería su traducción al español, fueron inaugurados en 2012. Maravillaron al mundo por el diseño arquitectónico así como por los super árboles artificiales que se encargan de recolectar energía de manera natural. En su mayor parte puede visitarse de manera gratuita pero tiene zonas en las que hay que comprar una entrada para acceder. Sin duda, merece la pena ver todo el conjunto. Para su visita se requiere de disponer de bastante tiempo porque ocupan una amplia extensión de terreno. En mi caso me tocó un evento por Navidad. Esto supuso que la zona de los super árboles quedara dentro del recinto donde se celebraría y me tocaría pagar entrada para poder verlos, algo que normalmente no sucede. Accedimos por la entrada principal y salimos por Marina by Sands.

Para ahorrar existen entradas combinadas. Consulta los precios actualizados. En mi caso adquirí Floral Fantasy + Cloud Forest + Flower Dome + Shuttle por 92 dólares de Singapur para dos personas (46 dólares de Singapur cada una) lo que fue un ahorro considerable. Para Floral Fantasy hay que elegir horario. Cuando yo fui las entradas podían adquirirse tanto por la web como en taquilla. Nosotras decidimos comprarlas directamente allí porque no sabíamos a qué hora exacta llegaríamos a Garden by the bay. En el momento de esta publicación, debido a la situación por COVID-19 solo se permite la compra por web o app. Respecto a los Horarios actualizados te dejo también el enlace.

Para ampliar mi experiencia en Garden by the bay puedes pinchar en el enlace.

Volver a esquema

Una vez acabamos la visita a Garden by the bay acudimos a nuestro hotel Marina Bay Sands para recoger parte de nuestro equipaje y ducharnos en la zona de Spa y Gimnasio que nos cedía amablemente el hotel. Nos preparamos para el viaje en avión, una vuelta a España con escala en Doha.

Si te ha gustado no olvides dar Me gusta, dejar un comentario o compartir.

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: