Manhattan en Valencia

En estos tiempos en los que parece que todo está inventado encontré un lugar en el que la imaginación y un buen menú se unen para un festival visual y de sabores que hará que cualquier comida sea especial.

Recomendado por mis compañeros de trabajo, ya que no he visto ninguna publicidad, me animé a reservar. Voltereta Manhattan, que así es como se llama, pertenece al grupo Voltereta que es llevado por los hijos de Gonzalo Calvo, dueño del grupo Saona que es una cadena de restaurantes de origen valenciano cuyo menú del día variado combinado con una exquisita cocina y una decoración fresca inspirada en las Islas Baleares los hacen predilectos a la hora de comer entre los ajetreados horarios de los trabajadores.

Como algo asumido por esta herencia familiar, en Voltereta Manhattan se ofrece por un precio asequible una experiencia que incluye no sólo lo gastronómico sino también lo sensorial. Y es así, tal cual, prepárate para ir a un restaurante con una presentación nunca antes vista. Inspirado en Manhattan de los años 20 donde impera la ley seca (prohibición de venta de bebidas alcohólicas) la decoración hace que inmediatamente tu mente te traslade a este pasado con sonidos de guitarra y piano como si de una película en blanco y negro se tratara. Los detalles están excelentemente cuidados, desde el uniforme de los camareros hasta la presentación de las mesas. Si tienes la suerte de que no está muy lleno, algo poco habitual, el local da juego para unas estupendas fotografías.

Más allá de la experiencia que proporciona la decoración y la inmersión en la historia, la carta de comida, así como el menú de lunes a viernes, están preparados con esmero proporcionando sabores que no te dejarán indiferente. No podía faltar, por supuesto, esta guinda para coronar el pastel, porque está claro que si el sitio es bonito pero la comida no lo vale, vas «una y no más», como se suele decir, pero no es este el caso. El precio no es elevado (menú por 14,90 euros) y es una gran oportunidad para darse un capricho. Que no te despiste la entrada ya que parece más una librería o biblioteca que un restaurante. Sin embargo, déjate llevar. La salida al exterior tampoco tiene desperdicio así como los aseos, creo que es la primera vez que me hago una foto donde está el inodoro. No revelo más detalles para que disfrutes totalmente la visita. Está situado en la calle Isabel la Católica en pleno centro de Valencia.

En mi opinión es un restaurante al que hay que ir, para vivir la experiencia y probar su comida. ¿Repetirás? Posiblemente sí porque como he comentado, tienes la sensación de recibir un regalo y desconectar del año actual.

Aquí os dejo donde se puede reservar (ojo, hay que hacerlo con bastante antelación para un horario decente).

Dejo también fotos de los platos que he probado.

Próximamente publicaré la experiencia en Voltereta Bali.

Si te ha resultado útil no olvides compartir, dar Me gusta o dejar un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: