Reservas: vuelos

El truco para organizar viajes económicos sin sacrificar comodidad es la planificación. Está claro que puedes viajar muy barato con una mochila, tiempo ilimitado y con un nivel de exigencia muy bajo en cuanto a alojamiento y transporte. Pero no todo el mundo puede permitirse dejar el trabajo (fuente de ingresos) los días que uno quiera.

Para organizar tu viaje puedes también consultar Vuelos de larga distancia, Cómo elegir un destino de viaje, Factores que influyen.

Partiendo entonces de la base que no tenemos tiempo ilimitado, porque dependemos de unos días de vacaciones, y que cada uno tenemos unas líneas de exigencia o tolerancia, tendremos que hablar de sacrificios.

Para localizar la mejor combinación de vuelos, horarios, días, destinos… utilizo el buscador Skyscanner. Permite la búsqueda de vuelos sencillos (solo ida), redondos (de ida y vuelta) e incluso multiviaje (con múltiples destinos). Así podemos analizar distintas opciones e incluso contemplar aerolíneas que inicialmente no se nos habían pasado por la cabeza. Puedes seleccionar si solo quieres que localice vuelos directos. Además si utilizas el buscador que hay insertado aquí o en la barra lateral me ayudarás a mantener este sitio sin que suponga un mayor coste para ti.

Si sabes o tienes claros tus días de vacaciones, puedes practicar mi «deporte» favorito, que es buscar destinos baratos. En el buscador arriba mostrado, puedes probar a poner tu origen, destino, fecha de salida, fecha de vuelta. Puedes seleccionar además si solo quieres vuelos directos. Dale a buscar y te abrirá la web de Skyscanner con los resultados.

Pero si quieres encontrar destinos baratos, sin fecha fija o sin un lugar predilecto, tienes que rellenar así:
Desde: tu ciudad origen, o desde la que quieras salir.
A: Cualquier lugar, así el buscador te dará aquellos destinos disponibles que tengan combinación con tu salida.
Salida: fecha concreta o Mes más económico // Mes concreto, para que así localice las fechas más baratas.
Regreso: fecha concreta // Mes más económico // Mes concreto, para que así localice las fechas más baratas.
Selecciona: Añade aeropuertos cercanos (si crees que haya posibilidades de una mejor elección en otra ciudad) // Solo vuelos directos (si no quieres escalas).

Si has elegido que Skyscanner te localice vuelos económicos, te saldrá un listado como el que te dejo abajo a modo de ejemplo en la izquierda. Deberás de seleccionar el icono que te señalo para ver los detalles del destino que elijas de la lista. Entonces te aparecerán los precios por ciudad disponible del país seleccionado, como en la imagen de ejemplo en la derecha. Así podrás seleccionar para ver horarios y precios.

Una vez elegimos la ciudad, puede que nos facilite ya los resultados o nos aparezca un calendario con distintas opciones. Visualmente es muy intuitivo porque los color verde son precios bajos, los amarillos son moderados y rojos los más caros. También indica los días que hay vuelos, pues es posible que a ese destino no haya todos los días de la semana. Cuando seleccionamos la fecha nos dará los vuelos disponibles, la ida con la vuelta y el precio de ambos. Importante es que nos indica la aerolínea, porque en ocasiones puede combinar varios vuelos con distintas compañías, eso causa que la compra posterior sea en varias páginas. Puedes usar los filtros disponibles para facilitar unos resultados mínimos y no volverte loco buscando la opción que mejor te encaje. A mí me resulta muy útil eliminar las horas en las que no puedo viajar (Hora de salida) y quitar las escalas.

Si ya tenemos el que queremos, le damos a Ver vuelo. Nos dará las opciones disponibles en distintas páginas web, entre las que se incluye las de las aerolíneas. Yo recomiendo comprar en la medida de lo posible en las web de las propias aerolíneas. Puedes darle desde ese listado. Otra opción que yo he probado, y que recomiendo, es Trip.com que trabaja con Skyscanner y tiene muchas veces buenas ofertas que ya no están disponibles en la web de la aerolínea. La primera vez que la usé fue en mi viaje a Argentina para comprar los vuelos a Iguazú (click en el enlace para más información). Servicio excelente y 100% garantizado. Te facilitan posteriormente un código de reserva y puedes acceder directamente a tu vuelo desde la web de la aerolínea.

Ahora que ya sabemos buscar vuelos concretando criterios, hay que saber cuáles son nuestras prioridades, o qué estamos dispuestos a sacrificar. Por una parte, yo, por ejemplo, estoy dispuesta a sacrificar precio por tiempo. Esto quiere decir que si mi tiempo disponible es limitado prefiero pagar más por una conexión directa a destino. Por regla general, un transporte (normalmente un vuelo) con conexión o con una duración más larga debido a la conexión tiene un precio menor.

También prefiero salir el día antes al primero de mis vacaciones para aprovechar ese día completo. Por ejemplo, si dispongo de tres días (viernes, sábado y domingo), prefiero pagar más por un vuelo que me lleve el día anterior al primer día de esos tres (esto es, el jueves) que tomar un vuelo el primer día disponible (viernes) pero con un límite. Por ejemplo, si el vuelo el jueves llega a destino a las 11.30 pm y cuesta 100€, hay que reservar alojamiento, pongamos 30€ la noche, el coste total sería de 130€. Si el vuelo el viernes es de 90€ pero llega a destino a las 2.00 pm, aunque la diferencia en precio total sería de 40€ (130€-90€) merecería la pena pagar más por llegar la noche anterior ya que habríamos ganado unas seis horas en el destino (8.00 am-2.00 pm). Sin embargo, si en lugar de ser una escapada de tres días, fuera una de siete días, entonces habría que replantearse si la diferencia valdría la pena.

Si nuestro destino implica Vuelos de larga distancia (click para más información), más de siete horas de vuelo, la preferencia, en mi caso, suele ser volar de noche. Esto implica un precio más alto. La elección de volar de noche se debe a que es mucho más fácil dormirse durante esas horas que si vuelas de día, ya que dormirás aunque sea por el mero cansancio. El vuelo será más llevadero cuantas más horas se duerma. Nos compensará además si vamos hacia atrás en el huso horario (como de Madrid a Nueva York). Si vamos hacia adelante en el huso no nos favorecerá porque llegaremos muy avanzado el día (como de Madrid a Pekín). En este último caso hay que tener en cuenta (dependiendo del destino final) que perderemos casi un día completo. Por ejemplo, si el vuelo sale a las 6am de Madrid con escala en Doha y destino final Bangkok, llegarás sobre las 6am pero del día siguiente. Es como haber viajado 24 horas pero sin que hubieran pasado realmente 24 horas. En el ejemplo que te ponía el vuelo Madrid-Doha son unas 7 horas y de Doha-Bangkok otras 8 horas. A eso hay que añadirle dos horas de escala. Esto no suma 24 horas, pero con los husos horarios se convierte en esa pérdida.

Algunas veces, si tenemos que hacer escala en un país porque no hay conexión directa, puedes plantearte alargar esa escala para aprovechar y conocer esa ciudad. Así hice yo, por ejemplo, al regreso de mi viaje a Australia. Tuvimos una escala larga en Dubai y salimos a conocer la ciudad.

Por supuesto, a veces nos dejamos guiar por una oferta de vuelo que es baratísima (¡vuelos a 1 euro! que por cierto yo nunca he conseguido), pero tenemos que ver el viaje en su conjunto. Así que antes de tirarte a la piscina y comprar el vuelo, averigua cuánto saldría el alojamiento, el presupuesto diario que tendrías para gastar… y en base a todo eso decides. Para el alojamiento suelo utilizar el buscador de Booking. Además si haces la búsqueda desde estos enlaces que están insertados aquí me estarás ayudando a mantenerlo sin que suponga mayor coste para ti.

Booking.com

Si te gusta no olvides compartir, comentar o dar Me gusta.

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: