Tailandia: Phuket con Isla James Bond

Comenzamos un nuevo día en nuestro hotel Blu Monkey Hub and Hotel. Como comenté en entradas anteriores, tiene una excelente ubicación para realizar excursiones en el mar. Tomamos nuestro desayuno cortesía del hotel. Hoy tocaba el turno a la Isla de James Bond. Nos recogieron como el día anterior (consulta Día 1 Phuket con Islas Phi Phi) los últimos. Una vez en el puerto nos dividieron en grupos. El desayuno previo nos estaba esperando.

Esta entrada pertenece a una serie sobre mi visita a Tailandia, si aún no lo has leído te recomiendo que pases por Antes de viajar a Tailandia.

Sobre esta excursión tenía algunas dudas ya que hubo quien me dijo que no merecía la pena, que había mucha gente y que no se disfrutaría. Por otro lado, es un lugar muy famoso que siempre me había llamado la atención. Ahora, después de haber realizado la visita con esta empresa, puedo decir que quedé muy satisfecha con la experiencia principalmente por dos factores: fuimos muy temprano a todos los sitios por lo que éramos los primeros en llegar y vimos una variedad de sitios a cual más espectacular.

Esquema de consulta de esta entrada:
Visitas en barco
* Mangrove Cave
* James Bond Island
* Lod Nai
* Muslim Village of Panyee Island
* Koh Yao
* Khao Phing Ka
Phuket
* Siam Niramit Phuket

VISITAS EN BARCO

Mangrove Cave. Así se llamaba el lugar según el papel de la excursión que fuimos primero. Nos facilitaron unas linternas y unos cascos de seguridad porque atravesaríamos una cueva en la que entra el agua del mar. Con cuidado de no golpearnos la cabeza llegamos a un espacio abierto con manglares, literalmente un agujero en la isla.

Volver a esquema

James Bond Island. Esta era la estrella de la excursión. Llegamos los primeros, incluso los puestos de venta estaban cerrados. Nos dejaron en un extremo y nos recogieron en otro punto. Nuestro guía nos dio las explicaciones sobre lo que salió en la famosa película del agente 007. También hay placas que dan esa información. Pudimos hacer cuantas fotos se nos antojaron sin que tuviéramos que esperar y sin tener gente alrededor. Hay baños públicos gratuitos. Subiendo unas escaleras se llega a un mirador para observar mejor la roca en el agua.

Bajando por el otro lado del mirador se llega a otra pequeña playa en cuya orilla hay muchos barcos Long Tale. Desde esa zona se puede observar otra isla que la naturaleza ha hecho formas curiosas: dicen que un león y una pantera… ¿Tú qué ves?

Volver a esquema

Lod Nai. En esta parada nos subimos en canoa con locales de la región. Chapurreaban algo de inglés así que nos iban mostrando los sitios clave a los que mirar o pequeños animales que observar como ranas o pájaros.

Navegar entre manglares con solo el sonido de los remos de las canoas y de los disparos de nuestras cámaras de fotos fue un paseo agradable. En una pared de roca se habían creado de manera natural formas de animales. Atravesamos también una cueva con contrastes de luz preciosos.

Volver a esquema

Muslim Village of Panyee Island. Nuestro barco nos dejó justo donde está el famoso campo de fútbol flotante. Cuentan que los niños del lugar querían jugar a fútbol pero puesto que es una villa flotante no había espacio suficiente. Fue cuando decidieron crear este original campo. En el primer campeonato que participaron quedaron terceros. Ganaron en campeonato juvenil siete veces seguidas desde 2004. En la villa hay un pueblo musulmán con una mezquita con cúpulas de cebolla doradas que me recordaron a Rusia. Hay un pequeño cementerio, pues les otorgaron un permiso especial. Recorrimos el mercado dispuesto en las estrechas calles de la aldea flotante. Gracias a nuestro guía compramos una bolsa de pollo rebozado en vivo que estaba buenísimo. Pasamos también por un colegio. Vimos a los niños en sus aulas así como las curiosas reglas de la aldea. Las indicaciones de las calles están curiosamente pintadas en el suelo.

Volver a esquema

Koh Yao. Nuestra siguiente parada fue en una playa desierta. Bajo los árboles, en el interior, había una caseta pequeña y mesas tipo picnic. Los chicos del barco montaron en un abrir y cerrar de ojos nuestro buffet libre (pasta, arroz, pollo…). Comimos rápido para poder dar una vuelta nosotras solas por la orilla de la playa. La arena dentro del agua estaba media pantanosa chupando los pies. Para volver a subir al barco, como la marea había bajado, tuvimos que ir andando por la arena mar adentro con las cosas sobre la cabeza para no mojarlas. Como soy alta el agua no llegó más arriba del muslo. Me pareció como si estuviéramos participando en un reality de supervivencia y nos hubieran recogido 😉

Volver a esquema

Khao Phing Ka. Nos llevaron a este conjunto de dos islas habitadas que son utilizadas sobre todo para descansar en la playa. Había una especie de chiringuito con buena música donde podías pedir (de pago) bebida y comida. Nosotras paseamos por la orilla de la playa un buen rato y finalizamos la jornada acuática con un baño en el mar y en una tumbona al sol.

De regreso al puerto tomamos posición en la cubierta delantera del barco, dejando ondear el pelo al viento, disfrutando del sol, tomando fruta…

Volver a esquema

PHUKET

En cuanto nos dejaron en el hotel fuimos a intentar cambiar dinero. Encontramos un lugar que parecía cerrado pero que finalmente nos sirvió. Decidimos no gastar mucho en eso porque no nos quedaba mucho tiempo en Tailandia. Con esto saldamos el préstamo con nuestro hotel y dejamos para los traslados del día siguiente.

Siam Niramit Phuket. Hoy teníamos reservada en el espectáculo Siam Niramit Phuket nuestra cena (más información en Tailandia: Excursiones y actividades). Puedes comprar solo la entrada o combinarla con la cena que es tipo buffet internacional. La reserva la hice con ellos directamente en Siam Niramit Phuket, pero no tienen política de cancelación. Llegamos con un Grab (más información en Tailandia: Transporte) (340 Bath). El lugar es un impresionante «parque temático» donde hay una villa construida con casas de distintas regiones de Tailandia. Puedes tomar fotos, probar algunos productos, pasear… La decoración está muy conseguida y los «actores» muy bien ataviados. Hay elefantes de verdad con los que puedes tomarte fotos, una tienda enorme de regalos, puedes presenciar una combate de Muay Thai, espectáculo de luces y música de la fuente principal de una serpiente o naga mitológica.

Hay un gran espectáculo de música con bailes típicos que se representa en el exterior. Invitan a la gente a participar y yo quise aprovechar la oportunidad cuando me sacaron a bailar. Al finalizar los artistas se quedan para que puedas tomarte fotos.

El Buffet libre internacional tiene literalmente comida de muchas partes del mundo: india, rusa, china, japonesa, tailandesa, italiana… Una vez finaliza todo lo que hay en el exterior y la cena se ha acabado abren el teatro para organizar las filas. El espectáculo tiene el récord Guiness por tener el mayor número de actores sobre el escenario. Es maravilloso como salían barcas, agua, fuego, bailarines por todos lados. Al comienzo, despliegan una pantalla y sale el himno de Tailandia y el Rey. Todos se levantan en señal de respeto.

Volver a esquema

Para finalizar el día nos pasó algo curioso, la anécdota del día. Resulta que con todas las fotos del día más todas las que hice en Siam Niramit la batería estaba en las últimas. Olvidé poner el móvil en modo avión para ahorrarla. También olvidé llevar la batería externa. Yo era la única que tenía la App descargada en el móvil. Me apuré en pedirnos el Grab pero nos lo cancelaron. Pedí otro y cuando estaba aceptado y en camino mi móvil se apagó. Alcanzamos a anotar la matrícula.

Siam Niramit pone servicio de traslado (más caro que el Grab) a disposición de las reservas. Todos fueron desapareciendo. Al principio estábamos entretenidas tomando fotos en la entrada pero conforme el lugar se quedaba sin coches en el aparcamiento y sin gente esperando comenzamos a preocuparnos. No teníamos efectivo (lo que cambiamos estaba en el hotel), no veíamos taxis libres… Intentamos descargar la App en el móvil de mi amiga pero iba muy lento. Los de Siam Niramit fueron muy amables y nos preguntaron qué nos sucedía. Ahí estabábamos las dos, súper guapas arregladas, tiradas sentadas en la acera esperando llegara nuestro Grab (600 Bath). Les conté lo que nos había pasado y les pregunté si tenían cargador porque necesitábamos saber si nuestro Grab iba a llegar. Justo en ese preciso instante apareció: ¡Gracias al cielo!

Le comentamos al conductor lo que nos había sucedido y le hablamos de nuestros trayectos para el día siguiente. El señor nos hizo precio. Como concordaba con el efectivo que nos quedaba y cuadraba con lo que había estimado en Grab decidimos contratarlo. De este modo no sería necesario regresar al hotel a por las maletas.

La reserva la hicimos a través de SiamTrails . Escogimos esta excursión: Excursión Bahía de Phang Na  y de la  Isla de James Bond y quedamos muy contentas.

Si te ha gustado, no olvides compartir, dar Me gusta o comentar.

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: