Tailandia: Phuket con Islas Phi Phi

Amanecimos en nuestro hotel Blu Monkey Hub and Hotel una excelente elección debido a su ubicación para el propósito por el que visitamos Phuket. En nuestro caso, que puede no ser el tuyo, el destino fue elegido por la posibilidad de realizar excursiones y por algunos lugares bonitos para ver. Otros eligen Phuket por sus playas y su fiesta nocturna. Si éste es tu caso entonces la ubicación del alojamiento que recomiendo no te vendrá bien.

Esta entrada pertenece a una serie sobre mi visita a Tailandia, si aún no lo has leído te recomiendo que pases por Antes de viajar a Tailandia.

El puerto desde el que salen las excursiones de los próximos dos días está cerca del hotel por lo que nosotros éramos los últimos que recogían y los primeros en dejar de regreso. Tomamos un desayuno cortesía del hotel (un pequeño espacio con fruta, café, tostadas…) mientras esperamos que nos recogieran para llevarnos al puerto.

Los preparativos incluyeron protector solar, repelente de mosquitos, sombrero o gorra, gafas de sol, toalla, cámara acuática, máscara de buceo, bolsa estanca (para evitar mojar lo que hay en el interior), zapatos que puedan mojarse pero que sirvan también para caminar y una botella de agua. La excursión incluía comida, bebida, gafas de bucear y esnórquel.

Esquema de consulta de esta entrada:
Phi Phi Leh
* Maya Bay
* Viking Cave
* Pileh Lagoon
* Monkey Beach
Phi Phi Don
* Phi Phi View Point
Bamboo Island
Big Buddha en Phuket

Al llegar al puerto nos agrupan por excursión porque no todos los que vamos en el mismo vehículo luego vamos al mismo barco. En el lugar de la empresa había preparado todo un despliegue de cosas para desayunar: tostadas, zumos, dulces, café, té… Así que mientras esperamos aprovechamos la oportunidad. Camino a nuestro barco vimos el sol con reflejos hermosos en el mar. Hoy la visita eran las islas Phi Phi, que desde meses atrás me habían atraído por el azul de su agua. Están compuestas por cuatro islas principales: Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh, Koh Yung (Mosquito Island) y Koh Pai (Bamboo Island).

PHI PHI LEH

Maya Bay. La primera parada fue en las inmediaciones de Maya Bay (en Phi Phi Leh) famosa por ser escenario de la película La Playa de Leonardo Di Caprio, de hecho a muchos les ha inspirado visitar Tailandia. Hasta el año anterior a mi visita se podía pasear por la misma arena. El acceso está cerrado en la actualidad porque la acción del hombre estaba acabando con el hábitat natural de la zona. Se tomó esta decisión con la finalidad de que en unos años pueda volverse a abrir al público. En la elección de la empresa con la que haríamos la excursión investigué mucho si a pesar del cierre se podría ver aunque fuera desde el barco. Nuestra excursión me sorprendió para bien porque no solo fuimos a verla desde el agua sino que hicimos una parada para hacer esnórquel. Estrené en el mar mi máscara de buceo con mi cámara de GoPro. El fondo marino estaba transparente y vi cantidad de variedad de peces. El agua no estaba fría, así que el baño era agradable a pesar de ser diciembre.

Volver a esquema

Cueva de los vikingos. Hicimos una breve parada desde el barco para apreciar Viking Cave que es en realidad un lugar donde se crían los huevos de golondrinas muy preciados para la gastronomía además de ser muy caros.

Volver a esquema

Pileh Lagoon. Este sitio fue uno de los principales motivos para visitar las islas Phi Phi. Antes de organizar el viaje a Tailandia vi muchas imágenes de este lugar. Realmente el color del agua es precioso. Es una lástima que las fotos no puedan captar el 100% de la belleza que tiene el lago Pileh. Nuestra parada nos permitió hacer esnórquel e incluso estar un poco de pie en una zona de arena blanca. No había tantos peces como en la otra parada pero el fondo marino tiene mucho encanto.

Volver a esquema

Monkey Beach. Nuestro guía nos explicó que la mayoría de las excursiones bajan a caminar a la playa pero los monos son realmente molestos porque se acercan demasiado así que nosotros preferimos verlos desde el barco. Nuestros «marineros» les lanzaban plátanos y los monos saltaban de las rocas al agua con una agilidad asombrosa, atrapaban varios y se volvían a las rocas para quitar la cáscara y ¡comérselo! ¡Qué listos estos monos!

Volver a esquema

PHI PHI DON

Phi Phi View Point. La primera parada en Phi Phi Don fue para subir al mirador, más conocido como Phi Phi Wiew Point. El barco llegó hasta la playa donde nos ayudaron a bajar. Dejamos las pertenencias en el barco y seguimos a la guía escaleras arriba para llegar hasta la cima. Tras un largo tramo de subida se encuentra el Punto 1 en el que hay un bonito jardín decorado con enormes verduras, bastante chulo para hacer fotos. Hay baños a disposición del usuario (de pago, aunque nosotros lo teníamos incluido). Después de otro tramo, ya no tantos como antes se llega por fin a la cima. No desesperes hay una tienda donde puedes comprar agua o un helado como fue nuestro caso (120 Bath dos helados). Hay una plataforma de madera donde nosotras nos sentamos colgando los pies contemplando las lindas vistas que permiten observar la unión de ambas playas.

phiphi

Hay numerosos carteles con advertencias en caso de tsunami. No olvidemos que estas islas fueron de las más afectadas en 2004. Nos mostraron hasta qué altura llegó el agua. Esta isla es la única de las cuatro que está habitada. Se concentran numerosos hoteles y hay mucho ambiente nocturno.

La fotografía que está a continuación es tomada en la playa de Phi Phi Don donde nos dejó y recogió nuestro barco (lancha rápida). Este es un ejemplo del típico barco de Tailandia, llamado Long Tale o Cola Larga. Si te alojas en esta isla es bastante común alquilarlo por horas para que te lleven a visitar los alrededores. Nuestra siguiente parada fue muy cerca en la Monkey Beach de esta isla. Nuevamente pudimos darnos un baño aunque no acceder a la playa donde estaban otros barcos.

Volver a esquema

BAMBOO ISLAND

Bamboo Island. Para comer nuestro barco nos llevó a Bamboo Island donde prepararon en un abrir y cerrar de ojos un buffet libre que incluía pasta, pollo, arroz… Buscamos un espacio libre en las mesas de picnic que había en la playa. Nos avisaron que más adelante había unos baños de uso público por si los queríamos utilizar y que tendríamos tiempo libre para pasear. Así que eso fue lo que hicimos. La arena es blanca y el color del mar turquesa. Una estupenda recompensa para acabar la jornada acuática.

De regreso a tierra firme nos colocamos en la cubierta delantera de nuestro barco, disfrutando de la brisa que proporcionaba la velocidad. La entrada al puerto fue espectacular. Me gustó tanto que planeé grabarla al día siguiente en la otra excursión que nos esperaba. Decidimos comprar el pack que ofrecen de las fotos y el vídeo del día (1.648 Bath). Resaltar que durante todo el día tuvimos a nuestra disposición agua y refrescos así como fruta.

Volver a esquema

PHUKET

Como la tarde estaba espléndida decidimos pasar un tiempo en la terraza con piscina del hotel. Quizás nos excedimos demasiado en el tiempo de descanso o planeamos mal el tiempo del tráfico para la visita planeada para el final del día.

monkey

Big Buddha. Tomamos un Grab (más información en Tailandia: Transporte) para llegar al Big Buddha desde el que se contemplan unas bonitas vistas de Phuket (600 Bath). Se trata de un Gran buda de 45 metros que es además el mejor mirador del lugar. Como decía, calculamos mal el tráfico en Phuket, y todo hay que decirlo, pensamos que las distancias eran más cortas como nos había pasado en otras ciudades de Tailandia. El caso es que llegamos justo cuando el Big Buda había cerrado. Por suerte nuestro chófer del Grab nos hizo dos favores: el primero fue hablar con la gente del lugar para que nos dejaran acercarnos a los pies del monumento (no así entrar o subir) y el segundo esperarnos para llevarnos de vuelta. Era curioso que nuestro Grab tenía luces de neón en el interior que parecía una discoteca. El lugar es muy bonito y aunque nuestra experiencia nocturna me gustó mucho, recomendaría acudir en horas de luz porque se verá mejor el mar.

Regresando al hotel teníamos un problema: no teníamos efectivo suficiente para pagar ya que al esperarnos el taxista no pedimos el Grab por la App. Nuestro hotel inicialmente no nos cambiaba o cargaba el importe en la habitación. Buscamos un lugar pero todo estaba cerrado. Finalmente el hotel nos hizo un préstamo (600 Bath) con el compromiso de devolverlo al día siguiente.

Cenamos en un restaurante – karaoke que había cerca del hotel: Maimorn Seafood & Karaoke. El sitio era enorme con una amplia terraza. La comida estaba buena aunque, como venía siendo habitual, picante. Pudimos ver a algunas chicas animándose a cantar.

Volver a esquema

La reserva la hicimos a través de SiamTrails pues es empresa llevada por españoles y ofrece el servicio de las excursiones en español (hasta salió en Españoles por el mundo ). Escogimos esta: Excursión Islas Phi Phi en español y quedamos muy contentas.

Este fue nuestro primer día completo en Phuket. Si te ha gustado no olvides compartir, dar Me gusta o comentar.

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: