San Petersburgo, llegada y primera toma de contacto

La llegada al aeropuerto de San Petesburgo (13:50) se produjo sin incidencia. Control de pasaportes corto. Antes de salir hay un mostrador desde el que puedes pedir taxis indicando el destino. Servicio prepagado que te permite no tener que hablar con el conductor. Te dan un papel con el taxi asignado y otro que hay que entregar al conductor. Los coches son de alta gama. El precio es elevado, pero puesto que no teníamos Internet aun en el teléfono, nos pareció una buena opción para evitar taxis no oficiales (tenemos un poco de paranoia con eso).

Pertenece a una serie sobre San Petersburgo, si no lo has leído aún, te recomiendo Antes de viajar a Rusia y San Petersburgo, que ver



El taxista se hizo un poco de lío y nos dejó en la parte posterior, por lo que el hotel parecía estar en una zona un poco cutre. La avenida de la entrada principal era otra cosa. Dejamos las maletas y mochilas. Para más información del hotel que elegimos puedes consultar San Petersburgo, qué ver.

Booking.com

Una de las primeras tareas para el día de hoy era comprar una tarjeta SIM. Había leído en Internet que desde el mundial de fútbol muchas compañías habían creado tarjetas prepago con datos o llamadas. El precio no era excesivo y nos permitiría, sobre todo, pedir taxis mediante la App Gett (consultar Antes de viajar a Rusia ). En la esquina de la entrada al metro próxima al hotel hay una tienda de telefonía. A pesar de tener dos empleados, uno de ellos disponible, no quisieron atenderme (igual fue problema con el idioma).

Nos fuimos a la aventura del metro, parada Ligovskiy prospekt (línea 4). Hay que comprar una tarjeta Podorozhnik que es recargable. Intenté hacer la operación en una máquina pero conseguí un abono válido solo para una persona. La señora de taquilla nos dejó pasar , cuando nos vio trabados sin saber qué hacer, sin que pagáramos dos (supongo que valoró que el esfuerzo se hacerse entender era más complicado que dejarnos pasar). Así fue como tuvimos un paseo “gratis” por el metro. Para el mapa del metro consulta San Petersburgo, que ver

Nuestro trayecto en metro fue: Línea 4 Ligovskiy prospekt  hasta Spasskaya – cambio a la línea 5 Sadovaya- Admiralteyskaya.

Tarjeta SIM

A la salida (por cierto, hermosa estación de metro) buscamos una tienda donde comprar la tarjeta SIM. Hay una muy cerca y muy grande. Te dejo enlace de la ubicación para comprar la tarjeta SIM . La atención excelente. Me ayudaron a instalar la SIM en mi móvil. Ya teníamos conexión que iba a ser imprescindible para pedir taxis mediante la App Gett (consulta Antes de viajar a Rusia ), así como útil para que Google Maps te calcule las rutas en bus. Indicar que es muy importante que la tarjea SIM sea válida para las ciudades que se va a visitar, pues dado que Rusia es un país muy extenso en terreno se aplican tarifas roaming dentro del propio país con la misma compañía. Yo adquirí una tarjeta prepago de MTS con datos ilimitados, recargable por unos 7 euros al cambio.

En rojo las paradas de metro utilizadas

La ruta que establecí  para el día de hoy fue basándome en lo que no veríamos en el Free tour que haríamos dos días después, teniendo en cuenta que normalmente durante esas rutas no se accede al interior de los sitios por los que se pasa. Sin embargo, posteriormente descubriríamos que no se siguió el plan original, así que por eso recomiendo en la medida de lo posible realizar el Free Tour el primer día. Lo que vimos fue:

  • Parada de metro Admiralteyskaya
  • Paseo por la calle Admiralteyskiy Prospekt
  • Admiralteystvo (Almirantazgo). En este edificio no puede visitarse su interior. Su importancia radica en su historia: fue el Cuartel General durante los dos siglos en los que San Petersburgo fue capital de Rusia. Lo que más destaca es la gran aguja dorada, uno de los símbolos de la ciudad.
  • Catedral de San Isaac. Hay que pagar entrada pero puede comprarse en unas máquinas como si fueran cajeros automáticos con las que se pueden evitar las colas de la taquilla. El interior es majestuoso, impresionante. No deja indiferente la visita. Destacan las columnas de malaquita y lapislázuli así como las paredes decoradas con mármoles de 14 colores diferentes. Coincidimos con la celebración de un acto religioso. En el interior también hay varias tiendas. La catedral supone un desafío arquitectónico pues está ubicada en terreno pantanoso. También se empleó granito rojo de Finlandia. Se puede subir (con unos 300 escalones de por medio) a la cúpula para admirar una de las mejores vistas de San Petersburgo.
  • Plaza de los Decembristas. Su nombre se debe a que en esta plaza un grupo de oficiales trataron de dar un golpe de estado contra el régimen del zar en 1825, que fueron derrotados y posteriormente sentenciados a muerte o exiliados a Siberia. Aquí también está la estatua del Jinete de Bronce (conocido con ese nombre  por un poema de Púshkin), que mandó a hacer Catalina la Grande en honor a Pedro I el Grande. Entre las características especiales de esta obra destacan que no tiene espada, señala al río Neva y el caballo está sobre una serpiente pudiendo representar todos los males. El pedestal tampoco es usual: tiene forma de ola de mar. Se dice que es una de las mayores piedras transportadas solo con fuerza humana. A la piedra que forma este pedestal se llama Piedra de Trueno.
  • Paseo por Admiralty Embankment, Dvortsovyy Proyzed, Plaza del Palacio
  • Nevsky Avenue, es considerada la avenida más famosa de Rusia. Consta de cuatro kilómetros. Une el Almirantazgo hasta el Monasterio de Alexander Nevski.
  • Catedral de Kazan. Entrada gratuita. No se permiten fotos en el interior. Es muy oscura en el interior, con una atmósfera tenue por la iluminación de las velas de los devotos. Coincidimos también con la celebración de un acto religioso. Inspirada en San Pedro de Roma (especialmente en la columnata) aunque el proyecto quedó truncado por poco terreno disponible (en uno de sus laterales tiene uno de los canales). En el exterior hay una estatua de Mijáil Kutuzov, mismo que está enterrado en el interior.
  • Casa Singer. Construido por esta famosa marca de máquinas de coser en 1904 destaca por la cúpula cónica de vidrio sobre el que hay varias leyendas: una es que quería imitar un dedal, otra es que proviene de la antigua prohibición de hacer edificios más altos que la Catedral de San Pedro y San Pablo dentro de la fortaleza del mismo nombre, por lo que ideaban este tipo de soluciones para destacar unos edificios de otros. Hoy en día es una librería que tiene en la primera planta todo tipo de recuerdos (souvenirs).
  • SB Burgers: comida no abundante pero excelente calidad.
  • Tomamos el metro en Nevsky Prospekt línea 3 hasta Aleksandra Nevskogo Square, para cambiar a la línea 4 hasta Ligovskiy prospekt (una parada).

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: