Moscú: Free Tour espectacular

El día de hoy comenzaría con nuestro Free tour reservado. En esta ocasión, los tiempos nos permitieron hacerlo en el primer día. Fue realmente un acierto. Nuestro guía lo recomiendo totalmente. Si quieres saber más sobre nuestro guía y cómo reservarlo puedes consultar Moscú, qué ver .

Pertenece a una serie sobre Moscú, si no lo has leído aún, te recomiendo Antes de viajar a Rusia y Moscú, que ver



Ejemplo tarjeta Troika

Nuestro  hotel estaba muy bien situado, lo que nos permitía movernos en bus o metro perfectamente. Si quieres saber más sobre nuestro alojamiento lo puedes consultar en Moscú, qué ver . Lo primero fue acceder a la estación Kitay-Gorod de metro para adquirir y recargar las tarjetas Troika (de las que puedes saber más en
Moscú, qué ver ).

Como no teníamos aún muy controlado el tema del tráfico (en Moscú es bastante terrible) decidimos acercarnos en bus a nuestro punto de encuentro (plaza del Teatro Bolshói) bastante más temprano de la hora prevista. Descubrimos poco después que nuestro tour sería privado, pues afortunadamente para nosotros nadie más se presentó.  Estos fueron los puntos de nuestro recorrido durante el Free Tour:

Esquema ruta Free Tour
Esquema de la ruta del Free Tour hasta el inicio del tour por el Metro de Moscú

Teatro Bolshói, es junto con el Teatro Mariinski de San Petersburgo, el más importante de Rusia. En los exteriores hay una fuente, que se conoce como la más antigua de Moscú. El edificio tiene corte neoclásico, con Apolo en el carro del Sol  como estatua monumental en el frontal. Rodeando la plaza encontramos el Teatro Mali y la Nueva Escena. En un lateral se encuentra los grandes almacenes TsUM (al más puro estilo de El corte inglés en España). Si quieres más información sobre cómo visitarlo puedes consultar Moscú, qué ver y para más datos de nuestra visita por el interior puedes consultar: Día 2 en Moscú .

Tsentral’nyy Detskiy Magazi o Central Children’s Store , se trata de un enorme centro comercial cuyo epicentro son los niños. La temática gira en torno a ellos, de modo que las tiendas y restaurantes están enfocados en cumplir todos los caprichos de los más pequeños de la casa. Su interior alberga un techo de vidrieras en la planta superior (dedicada a la zona de comidas). Subiendo, ahora sí, unas escaleras a pie, se accede a un mirador que pocos turistas conocen. Ofrece unas vistas espectaculares y gratuitas de Moscú.

Central Children's Store
Central Children’s Store

Nikolskaya Street, una de las calles más famosas de Moscú. Durante el Mundial de Fútbol los seguidores de los equipos de habla hispana se concentraban en esta calle. Es famosa por la decoración lumínica que tiene durante todo el año. A lo largo de su recorrido encontrarás tiendas de lujo, de recuerdos, restaurantes, Iglesias y museos. Desemboca o inicia, según se mire, en la Plaza Roja y cuenta con uno de los accesos de las Galerías GUM.

Plaza Roja, cuyo nombre también significa “bella”, es una calzada rectangular (porque acceden algunos vehículos y el suelo es adoquinado). Está rodeado por algunos de los edificios más importantes de Moscú. Todo un lateral pertenece al muro del Kremlim, con el acceso a la torre del reloj (abierta en ocasiones para salir desde el Kremlim). En esta misma zona se encuentra el mausoleo. En el lateral contrario se encuentran las famosas Galerías GUM. En los otros extremos encontramos la Catedral de San Basilio y el Museo de Historia. Durante la época comunista se utilizaba para los desfiles. Hoy en día también alberga festivales y celebraciones. Esta plaza merece tanto una visita durante el día como una visita durante la noche. Como curiosidad, hay que tener cuidado si se llevan banderas o mensajes en carteles para hacer fotos, pues me tocó ver cómo unos guardias preguntaban a unos turistas el por qué  sacar esos elementos en sus fotos…

Catedral de San Basilio: el exterior de esta Catedral es quizás el monumento más representativo de toda Rusia. Tiene nueve cúpulas de coloridas formas bulbosas. Su nombre oficial es Catedral de la Interseción. La visita del interior la haríamos posteriormente. Para más información puedes consultar: Día 3 en Moscú .

Zaryadye Park, situado muy cerca de la Catedral de San Basilio, es un espacio recientemente reconstruido para albergar un parque que diera otro punto verde a la ciudad. Tiene esculturas, museo, zona infantil, restaurantes, servicios públicos y un mirador excelente en forma de puente que llega hasta el Río Moscova desde el que se ve uno de los famosos rascacielos que forman parte de lo que se conoce como las Siete Hermanas de la época comunista.

Galerías GUM, espectacular edificio. Alberga tiendas de firma y renombre no aptas para todos los bolsillos, pero cuenta con una tienda-mercado donde pueden adquirirse recuerdos o productos típicos rusos a buen precio. Su decoración interior cambia con las estaciones o épocas del año (nosotros presenciamos la versión otoñal y la versión invernal). Merece la pena un paseo por el interior por ver la estructura del centro comercial así como las exposiciones de los pasillos (a nosotros nos tocó una de coches) mientras se disfruta de un helado (sí un helado en Rusia en invierno). Son muy conocidos estos helados. Se venden en unos puestecitos pequeños situados junto a las entradas o en determinados puntos (como donde la fuente, que por cierto es una de las más antiguas de la ciudad). Son fáciles de reconocer. Los helados vienen en una copa de galleta y los sabores son limitados (los exponen normalmente en una cesta para que directamente señales el que quieras). En la planta superior hay restaurantes. Nosotros volveríamos este mismo día para comer en uno de ellos. Te lo cuento un poco más abajo. Regresaríamos en otros días también para tomar otro helado. Los rusos conocen este centro comercial como el de los «precios prohibidos».

Catedral de Kazán de Moscú, acceso gratuito. Nuestro guía aprovechó para comentarnos algunas diferencias entre la religión católica y la ortodoxa.

Catedral de Kazán

Capilla Iverskaya, casi pasa desapercibida por encontrarse entre los arcos que dividen el interior de la Plaza Roja con el exterior. Es muy pequeña, pero muy bonita.

Kilómetro 0 de la ciudad de Moscú, señalado en el suelo hay un circunferencia en el que la gente deja probar la suerte tirando una moneda para ver si cae dentro. Debes situarte en el círculo central, dentro del cuadrado decorado con animales.

Jardín de Alejandro, cerca encontramos la Tumba del Soldado Desconocido, junto al muro del Kremlim. Podemos contemplar este monumento que incluye cambio de guardia (a las horas en punto), así como el Obelisco dedicado a los Romanov (que al parecer fue quitado en tiempos comunistas). En este jardín además está la oficina de compra y recogida de entradas del Kremlim, así como su acceso. Pero sobre el Kremlim tienes más información en el Día 3 en Moscú y cómo organizar la visita en
Moscú, qué ver . Hay varias estatuas y restaurantes. Alberga una de las salidas del metro Aleksandrovskiy sad.

Nuestro guía nos ofreció ver algunas de las estaciones de metro más emblemáticas de Moscú. Nosotros ya contábamos con nuestras tarjetas Troika, por lo que accedimos.

El Metro de Moscú es considerado uno de los más bellos del mundo, conocido como Palacio Subterráneo. Es el primero por densidad de pasajeros. Su frecuencias es asombrosa. No esperarás más de un minuto al siguiente metro, de hecho hay un contador en el andén que indica el tiempo transcurrido entre uno y otro. Es el tercero del mundo en tamaño, sólo por detrás de Londres y Nueva York. Algo realmente curioso es el uso de los avisos en el metro. En la línea 5 (circular) se oye una voz masculina si vamos en sentido de las agujas del reloj, mientras que será una voz femenina si vamos al contrario. En el resto de líneas, las voces masculinas indican que nos aproximamos al centro de la ciudad, mientras que las femeninas nos dirán que nos alejamos. Las obras del Metro fueron construidas por el pueblo ruso. Algunas de las estaciones que visitamos hoy fueron:

Komsomolskaya,es quizás la estación más conocida. En todas las publicaciones que hacen referencia al Metro de Moscú aparecen imágenes de esta parada. La sensación es como estar en un salón de un palacio. Pertenece a la línea 1, la más antigua. Cuenta con columnas octogonales de mármol blanco. Techo barroco en color amarillo con decoración de mosaicos cuya temática es la lucha del pueblo ruso por la independencia. Destaca un mosaico de Lenin dando un discurso en la plaza roja. Al fondo de la estación hay también un busto de Lenin.

Novoslobodskaya, esta estación pertenece a la línea 5 (circular). Su decoración destaca por sus vidrieras iluminadas desde el interior y el uso del latón. En el fondo de la estación hay un mosaico mural dedicado a la paz.

Belorusskaya, la temática de esta estación situada en la línea 5 (circular) es Bielorrusia. Los doce mosaicos del techo tienen forma octogonal y representan la vida cotidiana de Bielorrusia, así como se supone que el suelo simula una colcha típica. En la conexión de la línea 5 con la línea 2 encontramos una escultura que representa también a la población bielorrusa.

Mayakovskaya, esta estación situada en el metro 2 no es de las más famosas o reconocidas, pero tiene una estupenda perspectiva para las fotos, así como una de las genialidades sonoras de la arquitectura: si dos personas se colocan en los extremos opuestos de uno de los arcos, podrán susurrar al arco y escucharse mutuamente como si se estuvieran hablándose al oído. En los últimos años he encontrado muchas de estas maravillas sonoras y no dejan de sorprenderme.

Teatralnaya, no es especialmente bella esta estación (situada en la línea 2), pero es la más cercana al Teatro Bolshói y desde ella se puede acceder a una que sí es muy famosa: Ploschad Revolyutsii, pero esta estación la visitaría en días posteriores. Puedes consultar más en Día 4.

Catedral de Cristo Salvador de Moscú: su acceso es gratuito pero no se permiten fotografías en el interior. Como curiosidad, en la época comunista fue destruida por orden de Stalin y se construyó en su lugar una piscina enorme pública. Tras la caída del régimen, para conmemorar el aniversario de Moscú se inició el proyecto de reconstrucción de la Catedral. Desde la Catedral se puede acceder a un puente peatonal que permite una hermosa perspectiva de la trasera, así como unas buenas vistas del Monumento a Pedro el Grande, zar que cambió la capital a San Petersburgo.

Tras finalizar el Free Tour, tomamos un taxi de regreso a la Plaza Roja, con la idea de comer en el restaurante de las Galerías GUM que nos recomendó nuestro guía:

Stolovaya 57. Reconocido y famoso restaurante ubicado en la planta superior de las Galerías GUM. No hay nada más que ver las colas que se forman en las horas punta. Sin embargo, para probar comida típica rusa es un excelente lugar. El sistema consiste en tomar una bandeja e ir añadiendo platos. Algunos te los tendrán que servir los empleados tras el mostrador. Junto a la caja se pide la bebida. Nosotros tomamos varios platos distintos cada uno para probar cosas diferentes, como la ensaladilla rusa, que difiere bastante de la que conocemos en España.

En la parte inferior central de la fotografía de las Galerías GUM puedes ver uno de los pequeños puestecitos de helados.

Nuestro día fue muy productivo pero también muy cansado. Si tienes que reservar un tour en Moscú, recomiendo mucho el que nosotros hicimos.

Si te ha gustado, no olvides compartirlo en tus redes!

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: