Tailandia: Chiang Mai Día 2

En nuestro segundo día en Chiang Mai desayunamos en la cafetería de nuestro hotel Central Guesthouse (más información en Tailandia: Alojamiento). El desayuno, como es casero, lo preparan en el momento. Eso nos desesperó un poco porque teníamos algo de prisa. Habíamos recogido ya todo, maletas preparadas. Ya sólo estábamos esperando a nuestra chófer.

Esta entrada pertenece a una serie sobre mi visita a Tailandia, si aún no lo has leído te recomiendo que pases por Antes de viajar a Tailandia.

El día anterior (más información en Día 1 Chiang Mai) en uno de los dos trayectos que hicimos en Grab (para saber más puedes consultar Tailandia: Transporte) conocimos a Chatcha que tenía un Mazda tipo SUV (Sport Utility Vehicle o su traducción Vehículo utilitario deportivo). La conversación para un trayecto tan corto fue muy amena. Así fue como acabamos contándole nuestros planes para el día siguiente. Ella se ofreció a cerrarnos la ruta por un precio. Por fortuna, yo tenía estimados los trayectos en Grab, por lo que pudimos negociar el precio sabiendo perfectamente si era caro o barato (2.000 Baht). Escogimos esta opción por dos motivos principales: ahorro en tiempo y seguridad. Este día teníamos que ir al aeropuerto una vez acabáramos las visitas, por lo que llevar nuestro equipaje en el maletero del coche nos facilitaría no regresar por el hotel. No tener que esperar a un Grab cada vez que acabáramos era también una ventaja, porque salíamos hacia el siguiente destino directamente.

Esquema de consulta en esta entrada:
Wat Sri Suphan
Wat Suank Dok
Doi Suthep
Doi Pui

WAT SRI SUPHAN

Wat Sri Suphan . 06.00-18.00. Gratuito. Sólo permitido el acceso al interior a los hombres, aunque como la puerta está abierta algo puede verse. Está completamente revestido de paneles de plata, níquel y aluminio. El detalle es asombroso. Pasé mucho rato observando los relieves exteriores. En la parte trasera, por ejemplo se mencionan ciudades como París, Moscú, Atenas, Praga, Oslo, Pisa, Londres, Vaticano, Berlín, Venecia, Toronto, Roma, San Petersburgo, también hacen referencia a monumentos del mundo como las pirámides de Egipto. La parte más baja simula unas olas de mar, así como los azulejos del suelo que rodea el templo es color verde-azul simulando el mar. El templo en sí es muy pequeño. Está rodeado por otros de similar tamaño, abiertos, con distintos Budas. Aquí compramos un colgante de peticiones.

Volver a esquema

WAT SUANK DOK

Wat Suank Dok . Abierto las horas de sol. 20 Baht. Este templo es importante porque tiene una de las dos mitades del hueso reliquia de Buda (te cuento la leyenda un poco más adelante). Hay una chedi (estupa) dorada en forma de campaña y la rodean chedis blancas que honran a la familia real. El blanco es tan brillante con el sol que deslumbra. A su lado hay un alto templo con enorme columnas. Se accede por una escalinata y hay que descalzarse (más información sobre el código de vestimenta en ).

Nuestro siguiente destino es Doi Suthep para lo que hay que ascender en la montaña. Nuestra chófer-guía-fotógrafa nos paró en un mirador a mitad de camino. Había muchos puestecitos de comida y recuerdos. Nos arrepentiríamos más tarde de no comprar maíz (en mazorca o panocha) asada.

El coche nos dejó en la carretera junto a la opción de subir por las escaleras (a la izquierda) o en funicular (20 Baht- situado más hacia la derecha). Hay un primer tramo de escalera en cuyo final hay como una tori japonesa pero al estilo tailandés. Hay, entonces, una pequeña explanada llena de puestos que venden recuerdos. Al bajar compraríamos bastantes cosas. Desde aquí parte la escalera con 306 peldaños flanqueada por dos nagas (serpientes mitológicas) cuyos lomos llegan hasta la cima acceso de Doi Suthep. La foto aquí es muy bonita pero una misión imposible salir sola en la foto.

Volver a esquema

DOI SUTHEP

Doi Suthep . 06.00-18.00. 30 Baht. Es uno de los templos más sagrados del país. Cuentan que el Rey Keu Naone lo fundó en 1383 para guardar un fragmento de hueso de Buda. Un monje de Sukhotai lo transportaba cuando se partió en dos a los pies de la montaña, así que uno se guardaría en Wat Suan Dok (el templo que visitamos justo antes) y el otro se cargó en un elefante blanco sagrado que vagó hasta desfallecer. Se interpretó que allí debía fundarse el monasterio. Hoy, una estatua de este elefante, representa la leyenda. Hay que descalzarse para la visita.

Consta de dos terrazas separadas por unas escaleras. En la central se encuentra la majestuosa chedi dorada, en cuyo interior está la reliquia. La gente la rodea caminando mientras reza. Las paredes que rodean esta terraza tienen pinturas hermosas así como numerosos Budas. Los hay realizados con piedras que brillan con el sol en colores como rojo, verde o azul. Puedes ver los tradicionales cuencos de limosna junto a los Budas que representan la semana (domingo, lunes, martes, miércoles mañana, miércoles tarde, jueves, viernes y sábado). Los utilizamos echando las monedas (deseo que no pudimos cumplir en nuestro Día 2 Bangkok) porque esta vez sí teníamos cambio para que con el billete te den unas monedas que ya tienen preparadas. Una sombrilla dorada representa la independencia de Myanmar y su anexión a Tailandia. En los alrededores de la chedi se disponen varias salas cada una con una decoración distinta y a cual más espectacular. En una de ellas encontramos un monje que realizaba bendiciones.

En la terraza exterior se disponen otras pequeñas construcciones así como un mirador a la ciudad de Chiang Mai. No puedes perderte la gran cantidad de detalles en relieves, flores o Budas. Aprovechamos para usar el aseo (aunque estábamos descalzas).

Volver a esquema

DOI PUI

Doi Pui . Como habíamos acabado muy bien de tiempo de las visitas programadas, nuestra guía-chófer-fotógrafa nos propuso que si le pagábamos un poco más (500 Baht) nos podía llevar a la aldea Doi Pui. Resultó ser un lugar en la montaña muy turístico, tanto que había una gran fila de coches para llegar. El pueblo estaba totalmente inundado de tiendas de recuerdos de todo tipo lo que hizo que no tuviera mucho encanto. Sin embargo, al final hay un señor sentado que te vende el pase para una zona ajardinada «Doi Pui Waterfall Garden«. Se trata de un jardín en la montaña súper cuidado, con una pequeña cascada. La gente alquila trajes típicos para hacerse fotos. En la parte inferior puedes hacerte unas magníficas instantáneas en un pequeño pero alto bosque de bambú.

Volver a esquema

Desde aquí nos dirigimos al aeropuerto llegando con tiempo para facturar. Volaríamos con Bangkok Airways. El vuelo lo encontré en Skyscanner (más datos en Reservas: vuelos).

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: