Semana Santa en Granada

En Semana Santa, Granada huele a incienso y a flores. Las calles del centro se engalan. Tradición y fe se entremezclan en una explosión cultural que no entiende de diferencias. Las miradas se tornan al cielo en cada jornada, pues la primavera a veces juega malas pasadas a aquellos que llevan todo un año preparando un día. Cuando acaba, las puertas del templo se cierran y es momento de reflexión por un trabajo bien hecho o por una lista a mejorar.

Pertenece a una serie sobre la Semana Santa de Granada.



Granada tiene un modo especial de vivir su Semana Santa, unas señas de identidad propias. A ello se suma el marco incomparable de la ciudad ,con sus estrechas calles, sus empinadas cuestas, su Palacio de la Alhambra vigilante o su Arco de Elvira, que crea enclaves perfectos para los amantes de la fotografía.

La Semana Santa de Granada es considerada, desde 2009, de Interés Turístico Internacional. Este título solo lo comparte en Andalucía con Sevilla y Málaga (tres de ocho provincias). Además en 2017 fue elegida como la Semana Santa más espectacular de España.

Dicen que desde la toma de Granada, allá por 1492, ya había hermandades, y en los siglos XVI y posteriores ya hubo procesiones. Sin embargo, nuestra Semana Santa, la actual, tiene sus orígenes en el primer Santo Entierro Magno celebrado en 1909. Menos de veinte años después, en 1927, se funda la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Granada, quien coordina las treinta y dos hermandades y cofradías penitenciales existentes en Granada. Te iré relatando, en entradas posteriores, día por día, cada una de las jornadas que componen la Semana Santa de Granada desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección.

Conociendo más

Antes de entrar en plena faena, me gustaría contarte algunas de las curiosidades de la Semana Santa en Granada, así como algunos elementos para que puedas entender los cortejos cuando los veas en las calles de la ciudad. Lo podrás leer en esta y en entradas posteriores.

La estructura de la Semana Santa tal y como la conocemos hoy, ha sufrido varias modificaciones a lo largo de la historia. Así, por ejemplo, Santa María de la Alhambra llegó a salir en Jueves Santo, o el Santo Entierro hacía su salida procesional desde el edificio de la Audiencia (Real Audiencia y Chancillería de Granada). En los últimos años se están realizando cambios en los horarios con el fin de adaptar mejor los itinerarios. Éstos también se han visto modificados a lo largo de la historia. La Carrera Oficial (recorrido desde la calle donde está la Tribuna Oficial hasta después de salir de la Catedral) ha cambiado con los años varias veces, así antes se pasaba por Calle Navas, por la Plaza del Carmen, por la Calle Mesones o por Plaza Bibarrambla, ahora por Calle Ángel Ganivet, Calle Alhóndiga. Muchas cofradías también iban a «ruedas» o con costaleros de «pago». Poco a poco la devoción sustituyó ambas costumbres con la creación de las cuadrillas de costaleros. Incluso los hay que participan en varias procesiones.

La amplia base artística que desfila en la Semana Santa de Granada es gran parte de su atractivo, no solo las tallas que se procesionan sino los enseres y pasos. Así destacan, entre los titulares de hermandades y cofradías, obras de escultores históricos como José de Mora, su hermano Diego de Mora, Torcuato Ruiz del Peral, Miguel Zúñiga Navarro, Manuel González de los Santos o Diego de Siloé entre otros. No hay que olvidar que el patrimonio artístico no termina con las imágenes de los titulares, sino que los propios pasos procesionales esconden detalles y guiños a la ciudad, dignos de ser observados de cerca. Cada elemento que forma un cortejo tiene un gran valor artístico. Te daré algunos detalles más sobre esto, en próximas entradas.

Más detalles

En la actualidad, la Semana Santa en Granada vive uno de los mejores momentos de su historia gracias a los hermanos cofrades y al auge del turismo en la ciudad. Las cofradías implican movimiento de muchas profesiones desde orfebres, carpinteros, costureros, floristas, músicos… No sólo en Semana Santa sino durante todo el año. Mueven el sector turístico con llenos en hoteles, grandes ventas en los bares y calles a rebosar de gente.

El domingo de Ramos comienza con la salida de la Burriquilla que al pasar por el Arco de Elvira parece trasladarse a Jerusalén para hacer su entrada triunfal. El silencio y la oscuridad se apoderan de Granada a partir de las 12 de la noche del Jueves al Viernes Santo para acoger desde la Carrera del Darro el discurrir de la Cofradía del Silencio. Solo el Palacio de la Alhambra y la luna llena iluminan desde las alturas. Saetas sin parar reciben en el Sacromonte a la Cofradía de los Gitanos entre hogueras en la madrugada del Miércoles al Jueves Santo. Estos son solo algunos de los ejemplos que puedes contemplar si vas a ver la Semana Santa a Granada.

Antes de que las cofradías de Resurrección se incorporaran a la Semana Santa, Santa María de la Alhambra era la última cofradía en realizar estación de penitencia (Sábado de Gloria). Por ello, y también porque es la última cofradía pasionista de la semana, aun se conserva que ellos lleven la llave que abre la Semana Santa a la primera hermandad en salir a la calle el Domingo de Ramos , la Borriquilla. Este acto se celebra todos los años. Hermanos de Santa María de la Alhambra tocan tres veces con la llave la puerta del templo donde aguarda la Borriquilla para salir. Esto marca el inicio de una nueva Semana Santa.

Granada tiene también un acto especial el Viernes Santo a las tres de la tarde. Sin convocatoria oficial, poco antes de esa hora, se realiza en el Campo del Príncipe junto al Cristo de los Favores de piedra el rezo de las cinco llagas. A las tres en punto de la tarde con el sonido de una corneta se anuncia la muerte de Jesucristo, quedando la gente reunida en la plaza en silencio absoluto. Es un acto para creyentes y no creyentes por lo sobrecogedor del momento.

Alhambra
Santa María de la Alhambra por los jardines del recinto alhambreño

La preparación de la Semana Santa inicia el lunes de Gloria de un año y finaliza con la estación de penitencia del año siguiente. Durante ese período las hermandades y cofradías realizan multitud de actividades para todas las edades, siendo las más visibles, entre otras, la obra social del barrio, la participación en el Día de la Cruz (3 de mayo) con altares, en Navidad con la realización de Belenes, y en otras procesiones como las de la patrona de Granada (en septiembre).

La actual Semana Santa está compuesta por treinta y dos hermandades y cofradías que cada año ponen su mayor esfuerzo en la calle para disfrute de los granadinos y visitantes. Es una semana grande, donde las calles no entienden de distancias, los niños hacen bolas de cera y los amigos se unen para recorrer los distintos cortejos. Esfuerzo, dolor de pies pero mucha ilusión comparten los hermanos cofrades en estos días intensos que dejan estampas maravillosas. Granada se une para recibirles con las calles llenas y aplausos al gran trabajo costalero.

En próximas entradas te contaré algunos detalles de la historia reciente de la Semana Santa de Granada, así como los elementos que la componen para que puedas entenderla un poco mejor.

Si te ha gustado no olvides compartir. ¡Nos vemos en la próxima!

Próximamente:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: