Fuente de los baños en Montanejos, Castellón

Siempre he pensado que como viajera no sólo quiero conocer el extranjero sino que también debo de recorrer los bellos rincones que esconde mi país, España. Hoy te presento un lugar increíble para pasar un día y disfrutar de la naturaleza. Te hablo de la Fuente de los baños en Montanejos.

Fuente de los baños

Montanejos es un municipio de la comunidad valenciana ubicado en la provincia de Castellón. No es especialmente grande pero tiene una gran maravilla que es el foco de atención: la fuente de los baños. Se trata del Río Mijares que a su paso tiene espacios donde bañarse o caminar. Es fácil localizar la ubicación mediante Google Maps y aunque parezca difícil también es posible encontrar aparcamiento. Se ha habilitado un parking de zona azul puede pagarse en la máquina o a través de la App. Las veces que yo he ido cobran una entrada (en efectivo o tarjeta) para entrar en la zona superior, sin embargo, para ir a la inferior (menos profundidad del agua) no es necesario. No se permiten ni neveras ni mochilas grandes, supongo que para no armar un picnic.

Desde la zona de parking, y una vez abonada la entrada, tomé dirección Fuente de los Baños. El camino transcurre junto al río y está pavimentado. El paisaje es muy bonito e incluso si quieres puedes hacer el trayecto por dentro del agua. Encontrarás algunos puentes y unas pozas con algo más de profundidad. La joya del lugar se encuentra hacia el final donde se haya una fuente que en azulejo versa Fuente de los baños. Aquí hay un chiringuito donde venden helados y bebidas. El agua es algo más profunda y el color turquesa transparente.

Recomiendo llevar escarpines para solventar las piedras del río. Si vas en grupo, puedes turnarte para que unos se queden cuidando de las cosas mientras otros se van a bañar y a explorar. Si quieren ir todos juntos es recomendable llevar una bolsa estanca para meter las pertenencias importantes que no se quieren perder para llevarla contigo en la excursión. No es que sea peligroso dejarlo en el sitio pero seguramente te aportará tranquilidad. Además es un modo seguro de poder llevarte una cámara o un móvil si no es acuática. El agua está obviamente fresquita pero al cabo de un rato el cuerpo se acostumbra.

Si decides ir río arriba nadando, aunque gran parte del camino lo puedes hacer andando dado que no es tan profundo, las vistas no defraudan. El agua transcurre entre grandes paredes de piedra como un cañón y las luces y sombras que proporciona la luz natural del sol le dan espléndidas tonalidades. En un lado hay una pequeña apertura que se abre a un espacio no muy amplio desde donde cae una cascada. Nos sorprendió encontrarlo porque nadie nos había advertido y tuvimos la suerte de llevar la cámara para inmortalizar el momento. Mi amiga y yo tuvimos una sensacional sesión de fotos en la que nos reímos un montón. Continuamos el camino hasta que el río comenzaba a tener una profundidad considerable y decidimos regresar para tomar el sol. Si llevas gafas de bucear o máscara de buceo podrás ver peces de distinto tamaño.

Como fui con la idea de pasar el día allí llevé un bocadillo y algunos refrigerios. No olvides el protector solar y un sombrero. Sin duda, es un sitio magnífico donde reconectar con la naturaleza.

Hay aseos públicos cerca del parking y cerca de la Fuente de los Baños.

Si te ha resultado útil no olvides compartir, dar Me gusta o dejar un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: