Oporto, últimas visitas

Hoy era nuestro último día en Oporto, un fin de semana muy bien aprovechado. Nos quedaban algunas visitas por hacer, pues por horario de apertura no pudimos ir en el día anterior.

Esta entrada pertenece a una serie sobre mi visita a Oportp, Portugal, si aún no lo has leído te recomiendo que pases por Día 1 en Oporto

Catedral o Sé de Oporto. Para acceder hay que dirigirse a la derecha de la entrada principal, donde se adquiere el ticket por 5 euros. Desde ahí se inicia la visita entrando primero en el claustro. En estilo gótico, está decorado con azulejos. El efecto del sol entrando por los arcos del patio del claustro son hermosos para la fotografía. No hay que dejar de recorrer todo el claustro, pues encontraremos distintas salas, un museo de arte sacro, y subiendo una escalinata estaremos en la parte superior del claustro. Algunas de las salas que pueden visitarse presentan techos con pinturas, enormes chimeneas y excelentes vistas a la plaza de la Catedral.

Callejeando. Volvimos a hacer el recorrido de las calles estrechas por las que pasamos con el Free Tour el día anterior (para saber más puedes consultar Día 2 en Oporto). Nos gustó para hacer fotos.

Palacio de la Bolsa. Está construido sobre el antiguo convento de la Iglesia de San Francisco (que continúa en pie y está pegado a este edificio). La fachada es de estilo neoclásico con una escalinata en la entrada. Para entrar hay que comprar la entrada para visita guiada (duración de 45 minutos) por 10€. Los turnos se hacen por idiomas. Desde el vestíbulo puede verse el Patio de las Naciones (lugar que ocupaba el antiguo claustro) con una cúpula de cristal. La sala más famosa es la Sala Árabe, cuyo creador se inspiró en La Alhambra de Granada. Se utiliza como sala de recepción para los Jefes de Estado que visitan la ciudad. Puedes adquirir la entrada en el mismo Palacio, pero puede ser que tengas que esperar más de una hora al turno de tu idioma, o puedes adquirirla directamente en su página web.

Iglesia San Francisco. Está situada en un lateral del Palacio de la Bolsa pero se accede por la otra calle. La entrada principal tiene un enorme rosetón pero el pórtico es barroco con columnas salomónicas. El exterior es bastante austero en comparación con el interior por lo que llegó a llamarse Iglesia de oro. Como curiosidad, hay una estatua de San Francisco mirando al infinito justo al principio, cuentan que las jóvenes le dejan notas para que las proteja en los amores. Al lado está un museo de Arte Sacro y unas catacumbas en las que se sepultaban a los monjes. Frente a la Iglesia hay una hermosa vista de Vila Nova de Gaia.

San Francisco

Nuestro fin de semana estaba llegando a su fin, así que nos dirigimos hacia el aeropuerto nuevamente usando el metro. Allí encontré una sorpresa entre los aviones que estaban:

Avión de Brussels airlines decorado con Tintín y Milú

Eso sí que es llevar las calles de Bruselas al avión. Espero más adelante poder contarte mis experiencias en Bélgica. Para quien no lo sepa, por las calles de Bruselas hay muchos murales con viñetas de Tintín y Milú que adornan los edificios.

No olvides compartir si te gusta mi blog! Nos vemos en la próxima!

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: