Malta, salto a Gozo

Amanecimos en nuestro hotel The Bugibba Hotel . Si quieres saber más sobre el hotel puedes consultar Antes de ir a Malta. Aprovechamos el desayuno buffet y nos pusimos rumbo al primer destino del día. Recuerda que para programarte las visitas tienes que tener en cuenta que el tráfico es muy pesado en Malta y que en ocasiones distancias de pocos kilómetros se pueden alargar. Nuestra primera ruta fue por la costa norte de la isla de Malta.

Esta entrada pertenece a una serie sobre mi visita a Malta, si aún no lo has leído te recomiendo que pases por Antes de viajar a Malta

Popeye Village. Este lugar fue construido para la grabación de la película de Popeye. En la actualidad se ha conservado y se abre al público como parque de atracciones. Había visto en Internet muchas fotos del lugar pero no encontré donde indicase que podría verse sin necesidad de comprar la entrada del parque. La carretera de acceso es secundaria y estrecha. Hay un área de parking gratuito frente a la entrada. El destino quiso que llegáramos antes de la apertura, por lo que fuimos caminando por la carretera que queda a mano izquierda de la entrada tras dejar el coche. Así fue que dimos con un lugar desde el cual puede verse toda la zona y gratis! El bus urbano llega a Popeye Village.

Desde el Cirkewwa Ferry Terminal tomamos el ferry que nos llevaría a Gozo, otra de las tres islas que conforman el archipiélago maltés. Si vas con coche, como fue nuestro caso, simplemente tienes que posicionar tu coche en las líneas habilitadas para entrar al ferry, esto es según llegas a la zona tienes que ir a tu derecha, ya que a la izquierda es para dejar el coche en el parking. No se paga nada en este momento (si vas en coche) ya que lo harás cuando regreses. Si vas sin coche, entonces hay que hacer la cola en la oficina para comprar los tickets. El ferry consta de aparcamiento, zona interior y zona exterior. Cuenta con baños y tienda. Desde la cubierta exterior puede verse la isla de Comino e incluso apreciarse el color celeste del agua. En Internet ofrecen comprar los tickets con antelación con un ahorro de 1 euro, sin embargo, visto el tráfico mejor no reservar una hora. Desde otros puntos de la isla de Malta también salen barcos, pero el que tiene menos trayecto en el agua es este punto. La duración es de media hora y la frecuencia suele ser de 45 minutos.

GOZO

Mgarr. El ferry llega a esta ciudad. El bus turístico espera a la llegada en el puerto. La estampa del sitio desde el barco a la llegada del puerto es hermosa, así como a la salida el contraste del agua turquesa con los barquitos. Desde este puerto salen barcos también a Comino.


Dewjra. Decidimos dirigirnos al lugar más alejado de los que queríamos visitar en la isla de Gozo. Aquí encontramos en la misma zona varios puntos interesantes: Inland Sea, Ventana Azul, Blue Hole, Capilla de Santa Ana, Fungus Rock..:

Inland Sea . Pasa desapercibido entre tanto que ver, sin embargo, tiene un encanto especial. Se trata de un entrante de agua de mar a través de un agujero en la roca. Crea una laguna con una pequeña playa con un color muy original. En la época estival se puede contratar un tour en barca que te lleva desde esta zona de playa a través del agujero en la roca al mar abierto.

Ventana Azul . Famoso en el mundo entero gracias a Juego de Tronos (Game of Thrones). En este lugar se filmó la boda de Daenerys con Drogo. Se trataba de un arco natural formado por la erosión del mar sobre la roca, sin embargo, un temporal en 2017 acabó con el arco. Aun así, el sitio es muy visitado.

En la carretera de acceso


Santuario Nacional de la Virgen de Ta’Pinu . Desde la carretera camino a Dwejra vimos esta Iglesia en la lejanía. Nos llamó especialmente la atención y decidimos a la vuelta regresar para verla de cerca. Resultó ser un sitio muy visitado, pues hasta el bus turístico para allí. Es conocido como el santuario nacional de los malteses. La construcción es magnífica con muchos detalles. En la carretera que llega hasta el Santuario hay una serie de monumentos con detalles de la vida de Jesús y María. En la colina de Ghammar, frente al Santuario , hay catorce esculturas del Vía Crucis. El acceso al Santuario está custodiado por cuatro estatuas de mármol blanco que antecede a una plaza en forma ovalada. En ambos extremos de dicha plaza hay murales de mosaico con escenas de Jesús. Acompañan dos estatuas de peregrinos.

Foto aérea del Santuario de Google Maps

Esta zona exterior no siempre fue así, ya que consultando fotos en Internet antiguamente se podía aparcar el coche en la misma puerta del Santuario e incluso había un jardín. El interior (ojo, pues se exige código de vestimenta para entrar), totalmente iluminado con luz natural es sencillo pero a la vez impresionante. Bajo la cúpula hay un templete donde está el altar. Atrás está la capilla dedicada a la Virgen de Ta’Pinu. Es una imagen en un cuadro, no en escultura (en la foto abajo puedes verla). En las salas laterales pueden observarse una amplia colección de donaciones realizadas por los peregrinos en agradecimiento por los milagros concedidos. Muy curioso la verdad. Acceso gratuito.


Victoria. Es la capital de Gozo. Para cruzar la isla es casi necesario pasar por esta ciudad. Pasear por sus calles y perderse en distintos rincones es lo recomendable. Puedes dejar el coche cerca del parque Victoria Playground. La Iglesia de San Jorge está situada en una pequeña plaza con mucho ambiente. Lo que más nos gustó fue caminar por la Ciudadela. Enclavada en una colina, puedes fotografiar muchos detalles en sus estrechas calles. La Catedral de la Asunción de la Virgen tiene exterior sencillo pero interior sorprendente. La cúpula sigue la técnica de trampantojo, o técnica que consiste en engañar al ojo, en este caso una cúpula pintada en superficie plana. Por desgracia en mi visita estaba en reconstrucción. La entrada tiene un coste de 5 euros.

Ggantija . Es uno de los sitios arqueológicos más importantes del mundo ya que datan del 3600-3200 A.C. El complejo megalítico consta de dos templos rodeados por una muralla. En la actualidad para acceder hay que entrar por el Centro de Interpretación, que explica a modo de museo la zona. En mi opinión, la visita nos decepcionó porque es difícil imaginar cómo era la construcción. Sí que impresionan los megalitos con más de 5 metros de longitud y las formaciones, sobre todo por los medios empleados en la época que se construyeron. Posteriormente vimos estos templos en una postal realizada desde las alturas y ahí sí pudimos contemplar la conexión entre ambos. Recomendaría al lugar que pusieran algún tipo de plataforma que permitiera admirar el complejo desde lo alto. El precio es de 9€ e incluye la visita a un antiguo molino (Ta’Kola Windmill) situado fuera del complejo.

Tal-Mixta Cave . Localicé este lugar gracias a Instagram. En alguna ocasión he comentado que cuando estoy preparando un viaje me gusta mucho leer, ver, contrastar tanto información como fotos. Hoy en día Instagram te permite conocer sitios antes de ir, y como en este caso, sentir esa sensación de «yo quiero ir ahí». Cuando llegas con el coche a la zona donde el navegador señala parece que te has equivocado de lugar… Hay que caminar buscando el punto del navegador. Desubica un poco que quieras encontrar una cueva donde lo que se ve es una explanada pero… es que en realidad hay que buscar un hueco en el suelo… se bajan unas escaleras en la roja y voilá, ahí está la estampa genial. En nuestro caso en las escaleras había una ventolera horrible, menos mal que en la propia cueva no existía esta corriente. Tuvimos la suerte de que la cueva no tenía gente cuando nosotros llegamos. Las vistas son impresionantes además de relajantes. Merece mucho la pena. Recomendable 100%. El bus turístico no llega aquí, pero sí a la playa que se ve desde la cueva.

El regreso a Malta lo hicimos nuevamente en el Ferry desde Mgarr. Si vas en coche debes situarte en los carriles habilitados para ello. Pasarás por unas casetas como las que hay en las autopistas. Ahí es donde tendrás que abonar la ida y vuelta del ferry con coche. La tarifa para dos personas y coche es de 20,35€. Puede pagarse con tarjeta. Pasamos por Golden Bay, una de las playas más famosas por ser de las pocas de arena.

MALTA

Marsaxlokk. Leí mucho sobre esta población, sobre su costa y su puerto. Todo el mundo destaca el color del agua, los atardeceres, las barcas con sus ojos típicos… La estampa es realmente bella. El azul es hipnotizante. Créeme cuando te digo que las fotos más bonitas las harás en este sitio.

Saint Peter’s Pool. La carretera que lleva hasta esta cala tan aclamada en la isla de Malta es de gravilla, esto es, sin asfaltar. Hay dos accesos. Es mucho más fácil el que deja el coche en este punto. Este fue el que usamos en esta ocasión. Si quieres saber más del otro acceso puedes consultar Día 3 en Malta. Esta cala es totalmente de roca. Parece un lugar imposible para bañarse, pero conforme te acercas al agua puedes ver que hay zonas bajas por las que es fácil subir desde el agua. Cuando llegamos ya estaba atardeciendo, por lo que el tiempo de baño se había acabado. Quizás en pocas ocasiones esta cala estará así sin tanta gente. La cala esconde una cueva y más adelante están los Remarkable Stones, pero nosotros regresaríamos al día siguiente para tener otra perspectiva. Puedes leer más en Día 3 en Malta.

Floriana. Desde el primer día en Malta nos dimos cuenta que a la noche maltesa había que darle una oportunidad, así que regresamos a la capital para un paseo nocturno. Descubrimos que en Floriana había fiesta, en concreto en la explanada frente a la Iglesia estaban preparando unos fuegos. Hay que reconocer que las bombillitas que tienen las Iglesias en su exterior (a lo período navideño en las películas americanas) tiene un encanto especial.

Floriana – S. Publius

La Valletta. Caminamos en La Valletta por sus calles, pero no encontramos más bombillas encendidas en las Iglesias, que era lo que queríamos ver. Sin embargo, la ciudad sigue teniendo ese magnetismo.

Ópera Real
Kantina Café – Wine

Kantina Café – Wine. Decidimos sentarnos a cenar en esta terraza al aire libre. Probamos los exquisitos quesos típicos de Malta. Servicio excelente, aunque hay que decir que nos encontramos un lindo gusanito vivo en la lechuga…

Desde este punto regresamos al hotel a descansar. Fue una jornada muy completa. Nuestra idea original había sido compartir el día de Gozo con Comino, pero nos dimos cuenta que en Gozo hay bastante cosas para ver, y que en Comino si no llegas pronto (antes de la hora de comer) hay demasiada gente.

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: