Cómo elegir un destino de viaje

Muchos me preguntan cómo elijo mis destinos en los viajes. A veces es algo muy sencillo, como que otra persona (como pueden ser mis padres) me proponga un lugar. Otras es un proceso más complejo que depende de números en la mayoría de los casos o de un deseo en otros tantos.

Como siempre, te hablo de mi caso particular. Algunos destinos los he elegido porque por algo me han llamado siempre la atención. El mejor ejemplo de esto es México. A México he ido unas cinco veces porque me encanta este país, su cultura, su comida, su música, su gente… Desde muy niña he tenido contacto con México a través del canal internacional de Televisa. Posteriormente me estuve carteando con amigas de allá que conocí a raíz de mi grupo favorito de la adolescencia: Mercurio, y otra mucha gente que he ido conociendo gracias a las redes sociales.

Otros son los típicos destinos turísticos, como pueden ser el caso de ciudades como Nueva York, Londres, París o Roma. Son lugares que principalmente están en el top mundial.

Algunos destinos los he elegido porque tenía algún familiar o amigo en ese lugar, como por ejemplo fue el caso de Australia o Argentina.

También me dejo llevar por recomendaciones de amigos o familiares que te hablan que estuvieron. Por ejemplo fui a Dinamarca porque un amigo me dijo que cuando hizo el Interrail en Europa fue el país que más le gustó.

Las películas o las series de televisión, así como los libros, inspiran que vayas a visitar los lugares que fueron parte de las localizaciones. Podría poner de ejemplo Escocia.

Ahora, actualmente, gracias a los medios, me dejo llevar mucho por las fotografías e investigo el lugar. Me suele rondar en la mente reproducir perspectivas que he visto para luego decir «Yo estuve ahí». Islandia, podría ser un ejemplo de esto.

Y por último, la historia. Todo país tiene atrás una historia. Algunas son relevantes a nivel mundial, como por ejemplo Rusia, Alemania o Polonia. No hay que olvidar que la manera más práctica de conocer la historia es visitando el epicentro de la misma.

Estas serían mis ideas para elegir un destino. Después entran otros factores como el tiempo o el presupuesto, pero eso lo dejaré para otra entrada.

¿Cómo eliges tus destinos?

Si te gusta, ¡no olvides compartir!

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: