Antes de viajar a Rusia


Rusia no suele ser el primer destino que se viene a la mente cuando uno quiere viajar por Europa. Quizás el motivo principal se deba a que para los europeos se necesita visado para acceder al país.¿Qué hay que hacer para el visado? Mucho leí en Internet sobre el tema y al principio parece muy tediosa su solicitud. Al contrario que en otros países, para obtener el visado ruso es necesario enviar el pasaporte, pues ellos pegarán en una página de tu pasaporte dicho visado.
¿Cuándo ir? Lo primero que tienes que tener en cuenta es la fecha en la que vas a ir, pues la van a solicitar en todo lo que rellenes para el visado. Me habían contado que no es buena época ir pasado el invierno, porque la nieve deja muy «guarras» todas las calles. En pleno invierno tampoco suele ser buena época porque no estamos acostumbrados a temperaturas muy bajas, y en Rusia tienen mucho frío. Así que para mí las mejores épocas para ir son verano y otoño. Ambas tienen ventajas e inconvenientes, que además son opuestas, esto es la ventaja del verano es una desventaja en invierno y viceversa. Yo viajé en otoño y estas son las ventajas: menos colas o aglomeraciones turísticas, precios más económicos al no ser temporada alta, mayor oferta de alojamientos y posibilidad de ver nieve sin llegar al extremo de la congelación. Las desventajas son: las fuentes están vacías de agua y algunas esculturas protegidas para el próximo frío que no podrás apreciar, y puedes tener días de mucho frío pero también buenos días de sol.
Ropa de invierno . Para que te hagas una idea, yo soy de Granada, que tiene inviernos fríos… pero un frío otoñal de Rusia y paseando por la calle, créeme es muuuuy helado. En general llevando ropa de invierno (gorro, bufanda, guantes, térmicas, zapatos impermeables…) es suficiente. Sin embargo, puede darse el caso de que uno de esos apacibles días haga un viento inesperado y no sepas qué más ponerte, así que no está de más llevar doble gorro, dobles guantes y doble bufanda por si te coinciden estos días. Nosotros solo tuvimos un día así y confesaré que el móvil lo desbloqueaba con la nariz para no tener que sacar las manos de los guantes 😉
Acceso en avión. Las dos ciudades imprescindibles de Rusia son San Petersburgo y Moscú. Ambas tienen aeropuerto internacional y entre ellas hay hora y media de distancia en avión. Descubrimos Aeroflot, que es una aerolínea rusa. Sirven comida caliente, todo un lujo desde la entrada de las de bajo coste. Me habían hablado de malas experiencias, pero en mi caso fue muy buena, de hecho, recomendable.
Tren Flecha Roja. Es un tren turístico que tarda toda una noche en hacer el trayecto de Moscú- San Petersburgo (o viceversa) y no es moderno, pero ese es parte de su encanto. En mi caso optamos por no utilizarlo, porque el avión era mucho más barato y cómodo.
Moneda. Usan los rublos. Fácilmente puede pagarse casi todo con tarjeta. El efectivo solo es necesario para pequeñas compras como recuerdos o para el mercado de Izmailovo en Moscú. Cambiamos algo en el aeropuerto al llegar y posteriormente sacamos algo más mediante cajero automático, pues la comisión no es muy elevada.
Metro. Tanto en una ciudad como en otra (aunque aun más en Moscú) es una obra de arte. Aunque no se utilice como medio de transporte en sí, merece la pena darse un paseo por algunas paradas. Son hermosas algunas, originales otras, pero lo más importante es que forma parte del legado que el pueblo ruso, en tiempos comunistas, dejaron a la ciudad.
Comida. La comida típica está buenísima. No es especialmente cara. A los españoles nos sorprende probar la «ensaladilla rusa» pues no se parece mucho a la que hacemos en España. Destacaría en este sentido la sopa Borsh, el trigo sarraceno que se llama «grechnevaya kasha» (suele ser acompañamiento en los platos principales), vodka, los blinis, y los helados de las Galerías Gum… pero ya te comentaré más adelante qué lugares recomiendo para comer.
Gett, la App para pedir taxi
Taxis. Utilizamos la App Gett, que viene a ser como el Uber ruso. Al cambio los trayectos son muy económicos, y si en el viaje van varias personas, el gasto por trayecto largo compensa mucho más que el transporte público. Funciona muy sencillo: seleccionas el lugar al que quieres ir (la zona de recogida viene establecida por la ubicación, para lo que será necesario activar el gps), se van viendo los taxis cercanos, y te dice el precio del trayecto (también te da la opción de elegir tipo de taxi, de menos a más exclusivo). Hay que asociar una tarjeta para realizar los pagos.
Tarjeta SIM
Internet. En cada establecimiento hay Internet. Sin embargo, es bastante útil tenerlo directamente en el móvil. Rusia no pertenece a la zona roaming incluida en la misma tarifa española así que si no quieres encontrarte una sorpresa en la factura de tu móvil al regresar del viaje lo mejor es adquirir una tarjeta de datos. Estuve 8 días en Rusia y sin duda fue una de las mejores adquisiciones. Había mirado en Internet varios planes de las compañías de allí, pero me decidí por MTS. Datos ilimitados por 7 euros sin llamadas. La adquirí en una tienda del centro de San Petersburgo. Tienes que tener en cuenta al solicitar la tarjeta SIM que te incluya todas las ciudades que vas a visitar, pues Rusia, al ser tan extenso, tiene roaming dentro del propio país. Si van a ser varias, lleva una lista para que puedas preguntar al dependiente que tu tarifa incluye el uso en esas ciudades.
Visado. Se necesita (enlace a documentación obligatoria):
  1. – Pasaporte en vigor con dos hojas libres y validez mínima 6 meses,
  2. – Una foto tamaño carné (original y actual),
  3. – Seguro médico que te cubra mínimo durante los días de tu estancia en Rusia. Debe la aseguradora facilitarte una carta que indique número de la póliza, nombre de la compañía aseguradora, vigencia y nombre del asegurado. Además debe quedar acreditado que la póliza tiene cobertura en la Federación de Rusia o en el Mundo
  4. – Visa Support o carta de invitación (enlace para conseguirla),
  5. – Rellenar este formulario, (para cumplimentarlo es necesario que ya tengas el alojamiento o alojamientos donde te vas a quedar, las ciudades que vas a visitar, los datos del seguro, la carta de invitación…). 
  6. – Imprimir este formulario, pegarle la foto y firmarlo.
  7. Recibí impreso y cumplimentado.
  8. – Justificante de pago de las tasas de coste y gestión. Enlace para conocer los precios.
  9. – Si no vives en Barcelona o Madrid (pero sí en España) puedes solicitar por correo hacer el trámite: infomadrid@centraldevisadosrusos.com o infobarcelona@centraldevisadosrusos.com
  10. – Lo que tienes que entregar o enviar en el sobre si lo haces por correo es: pasaporte, carta de invitación, formulario rellenado con la foto pegada y carta del seguro. Enlace a cómo presentar correctamente la documentación.
No se puede enviar con una antelación superior a 90 días. Ten en cuenta que hay unos plazos para el trámite, así que no lo dejes para última hora.


Pincha para acceder a la Central de Visados Rusos

Entradas relacionadas:

Si quieres recibir un correo cuando haya una nueva publicación puedes registrarte aquí:

1 pensamiento sobre “Antes de viajar a Rusia

  1. Me ha servido de guía, todo bien explicado, no le falta detalle, sigo leyendo destinos y siguiendo tus pasos. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: